La cantidad de nuevos casos de coronavirus en todo el mundo casi se ha duplicado en los últimos dos meses, un aumento alarmante que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el viernes se acercaba a la tasa máxima de infección de la pandemia.

En todo el mundo, «los casos y muertes de COVID-19 continúan aumentando a un ritmo preocupante», dijo el viernes el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una sesión informativa.

«Se está acercando a la tasa más alta de infección que hemos visto hasta ahora durante la pandemia», dijo. «Algunos países que anteriormente habían evitado la transmisión generalizada del COVID-19 ahora están experimentando un fuerte aumento de las infecciones».

El número de casos se ha disparado en casi todas las regiones, con brotes más grandes en Brasil, India, Polonia, Turquía y algunos otros países. En los siete días que terminaron el 11 de abril, los casos globales aumentaron un 11% en comparación con la semana anterior, según la OMS.

Algunas de esas infecciones se debieron a la propagación de nuevas variantes, mientras que otras oleadas se produjeron cuando la fatiga pandémica comenzó y las autoridades se movieron para relajar las restricciones. El aumento de los casos se produce a medida que continúan los lanzamientos de vacunas a nivel mundial, y algunos países esperan contrarrestar el aumento con vacunas y otros enfrentan una grave escasez de vacunas que podría hacer que tales esfuerzos sean imposibles.

Te puede interesar: CEO de Pfizer ve probable que se necesite una tercera dosis de la vacuna en un año

Altos números

Funcionarios indios dijeron el jueves que se habían confirmado más de 200 mil nuevos casos solo en las últimas 24 horas. El gobierno ha ordenado la instalación de hospitales temporales en hoteles y salones de banquetes para hacer frente a una avalancha de casos.

India, hogar de mil 400 millones de personas, es un proveedor mundial crucial de vacunas, pero los trabajadores de la salud en algunas partes del país afirman que ahora se enfrentan a una escasez en el país. Hasta el momento, se han administrado más de 110 millones de dosis en el país.

En Brasil, donde se han confirmado más de 13.7 millones de casos desde el año pasado, los médicos solicitaban suministros urgentemente esta semana, ya que enfrentaban una escasez de sedantes críticos para el proceso de intubación de pacientes gravemente enfermos.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.