Este miércoles,la vicepresidenta Kamala Harris aseguró que viajará próximamente a México y Guatemala como parte de sus esfuerzos por abordar el tema migratorio en las naciones ya mencionadas.

De acuerdo con The Hill, la funcionaria demócrata sostuvo que «nuestro enfoque es ocuparnos de las causas fundamentales, y estoy deseando viajar, con suerte ya que mi primer viaje al Triángulo Norte se detiene en México y luego iré a Guatemala pronto».

Harris es la encargada de liderar los esfuerzos de la administración Biden por poner freno a la migración masiva que a diario intenta ingresar a territorio estadounidense desde la frontera sur.

Su enfoque se centra en los países del Triángulo Norte.

Harris no visitará la frontera

Durante su intervención de este miércoles, la vicepresidenta Harris confirmó que de momento no tiene planes de visitar la frontera sur. En su lugar, aseguró que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, lidera la dinámica desde ahí.

La funcionaria demócrata añadió que no espera ver un cambio a corto plazo, por lo que se necesitaría un largo compromiso para materializar lo establecido por el gobierno.

«No será obvio de la noche a la mañana», dijo. “El trabajo que tenemos que hacer va a requerir un compromiso continuo que institucionalicemos con nuestros socios, y ese es el trabajo que estoy preparado para hacer que es comenzar ese proceso de trabajo significativo sabiendo que vamos a tienes que tener una estrategia a largo plazo y tomará algún tiempo ver los beneficios de ese trabajo».

Pagos

La administración de Biden informó que está considerando enviar pagos en efectivo a algunos países centroamericanos con el objetivo de ayudarlos a combatir los problemas internos que están llevando a la gente a emigrar a Estados Unidos.

La coordinadora de la frontera sur de la Casa Blanca, Roberta Jacobson, dijo a Reuters que el posible programa enviaría dinero a Guatemala, Honduras y El Salvador.

«Estamos analizando todas las opciones productivas para abordar tanto las razones económicas por las que la gente puede estar migrando, como las razones de protección y seguridad», dijo.

Aunque Jacobson informó sobre la posible medida, no especificó cómo funcionaría el programa, pero aseguró que «lo único que puedo prometerles es que el gobierno de Estados Unidos no va a estar repartiendo dinero o cheques a la gente».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.