SEGURIDAD. En Tucson, Magnus dirigió un departamento con aproximadamente mil oficiales. | Foto: Twitter @ChiefCMagnus.

El presidente Joe Biden se está preparando para nominar al jefe de policía de Tucson, Chris Magnus, para dirigir la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP); la agencia federal de aplicación de la ley más grande del país, mientras afronta a la mayor llegada de migrantes al país en dos décadas.

Magnus es un crítico de las políticas de inmigración de la administración Trump. Ha dirigido el departamento de policía de Tucson desde 2016 y se ha asociado de manera prominente con el movimiento de reforma favorecido por el ala progresista del Partido Demócrata, que enfatiza un modelo policial comunitario menos agresivo.

El nominado se opuso a los esfuerzos para hacer de Tucson, en Arizona, una “ciudad santuario”; pero generalmente evitó la cooperación con las autoridades federales de inmigración, lo que lo puso en desacuerdo con el sindicato de la Patrulla Fronteriza y con muchos de los agentes y funcionarios que potencialmente estarán bajo su mando.

Magnus es uno de los seis nominados y selecciones del Departamento de Seguridad Nacional que la Casa Blanca informará este lunes, según un funcionario que confirmó los anuncios bajo condición de anonimato, porque aún no son públicos.

Biden también nominará a Ur Jaddou, ex asesor general de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), para dirigir la agencia, que es responsable de administrar el sistema de inmigración legal del país.

Lee también: Las muertes de migrantes mexicanos en EE.UU. han aumentado durante la pandemia

Otras selecciones incluyen a Jon Meyer, ex abogado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y del Departamento de Justicia, para ser consejero general del DHS; y John Tien, exasesor de Obama en el Consejo de Seguridad Nacional, como subsecretario del DHS. Las selecciones fueron publicadas por primera vez por el New York Times.

La administración de Biden ha estado bajo una presión cada vez mayor para llenar los puestos de liderazgo vacantes en el DHS, particularmente mientras el secretario Alejandro Mayorkas y su personal luchan por responder a una afluencia récord de menores no acompañados a lo largo de la frontera.

El mes pasado, CBP detuvo a más de 172 mil migrantes, el total más alto en al menos 15 años.

En Tucson, Magnus dirigió un departamento con aproximadamente mil oficiales. Si se confirma, estaría a cargo de un personal 60 veces mayor en CBP, que incluye a la Patrulla Fronteriza así como a la Oficina de Operaciones de Campo, cuyos oficiales uniformados de azul administran los puertos de entrada legales del país.

Te puede interesar: EE.UU. medita pagos en efectivo para ayudar a frenar la migración

Las relaciones entre Magnus y la Patrulla Fronteriza han sido frías, según tres funcionarios actuales y anteriores de CBP, particularmente luego de un incidente en 2017 cuando la policía de Tucson se negó a ayudar a la Patrulla Fronteriza después de que un sospechoso escapó de la custodia.

Con información de Nick Miroff, Maria Sacchetti y Mark Berman para The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.