Este viernes, la Cámara del estado de Arkansas aprobó una medida que brinda la posibilidad de que los maestros de las escuelas públicas ignoren el nombre preferido de un estudiante transgénero o incluso el pronombre de género.

La regla forma parte de una serie de proyectos de ley dirigido a los derechos de los niños trans.

Según informó The Hill, el Proyecto de Ley de la Cámara 1749, «prohibiría que las escuelas públicas requieran que los maestros, o el personal, se dirijan a un estudiante con sus pronombres preferidos o incluso con un nombre preferido que no se ajuste al género biológico del estudiante».

De esta forma, los empleados de las escuelas que se dirijan a un estudiante trans y deban usar un pronombre, título o palabra estarán protegidos por la Ley de Derechos Civiles del estado según el proyecto de ley.

Mary Bentley, republicana, representante estatal y patrocinadora principal de la legislación, explicó que ha escuchado de los maestros que los estudiantes trans con frecuencia cambian sus nombres o pronombres, lo que estaba provocando temor en los educadores de enfrentar demandas si usaban un título incorrecto.

“Este proyecto de ley es solo un primer paso para ayudar a proteger a nuestros maestros, pero cuando ahora tenemos estudiantes en la escuela que no se identifican como niños o niñas, sino como un gato, como un peludo, tenemos problemas”, dijo Bentley a Arkansas Democrat Gazette.

Por su parte, el demócrata y representante estatal, Fred Love, aseguró que el uso de un pronombre personal o el nombre preferido de un estudiante es una cortesía común.

«Esa es una de las más simples cortesías que podemos darle a alguien», dijo Love. «Eso no es difícil. Eso es solo un poco de decencia y un poco de respeto y creo que eso es lo que tenemos que hacer «.

La medida fue aprobada por una mayoría partidistas, aunque dos republicanos votaron en contra.

El proyecto de ley es el más reciente ataque a los derechos de las personas transgénero. El Partido Republicano ya lidera otras legislaturas donde se han aprobado proyectos de ley en otros estados para prohibir a los niños transgénero practicar deportes de niñas.

Esta semana, Arkansas se convirtió en el primer estado en prohibir los procedimientos médicos de afirmación de género, generalmente terapia hormonal, a niños transgénero.

Trump en desacuerdo

En un comunicado emitido esta semana, el expresidente Donald Trump arremetió contra el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, luego de que el funcionario vetara un proyecto de ley que habría bloqueado la debida atención médica a los jóvenes transgénero de la entidad.

De acuerdo con The Hill, el republicano aprovechó la oportunidad para manifestar su apoyo a la candidata Sarah Sanders, quien formó parte de su equipo como secretaria de prensa.

«Asa Hutchinson, el ligero gobernador de Arkansas, acaba de vetar un proyecto de ley que prohíbe la castración química de niños», indicó Trump, quien calificó a Hutchinson como un «republicano sólo de nombre».

«¡Adiós Asa, ese es el final de él! Afortunadamente para el Gran Estado de Arkansas, Sarah Huckabee Sanders hará un trabajo fantástico como su próxima gobernadora», agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.