DOCUMENTO. El objetivo es digitalizar los certificados de vacunación en papel. | Foto: Pixabay.

Desde los primeros días de la pandemia de coronavirus, tanto los funcionarios de salud como los de transporte han visto a la vacunación como una ruta de regreso a los viajes sin restricciones.

Ahora que las vacunas se están aplicando en los Estados Unidos, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades emiten miles de tarjetas de vacunación diariamente, las aplicaciones que tienen como objetivo verificar las vacunas de los viajeros están llegando rápidamente, y algunas ya están siendo utilizadas por las aerolíneas.

Pero, ¿qué es un pasaporte de vacunas y cómo se utilizará para un viajar? Esto es lo que los expertos dicen que los programas de viajes pretenden lograr, cuáles son sus limitaciones y dónde ya se están utilizando.

¿Qué es un pasaporte de vacuna?

Los pasaportes de vacunas para viajes están tomando forma principalmente como aplicaciones móviles gratuitas en las que los viajeros internacionales cargan su prueba de vacunación, así como los resultados de las pruebas de COVID-19 u otros requerimientos médicos necesarios.

El objetivo es digitalizar los certificados de vacunación en papel de cada país, en pases reconocidos internacionalmente para viajar. Hasta ahora, existen algunas opciones para los pasaportes de vacunas para los estadounidenses; otros países y regiones también han desarrollado -o están en proceso de desarrollar- los suyos propios.

CommonPass, creado por la organización sin fines de lucro Commons Project, se ha utilizado internacionalmente para los resultados de las pruebas de coronavirus desde octubre. El programa funciona en dispositivos iOS y Android, y funciona como un código QR escaneable que contiene los datos de prueba de un pasajero o la documentación de la vacuna, así como los boletos reservados.

El programa, que todavía se está probando a través de las aerolíneas y los gobiernos participantes, está disponible para su uso solo con el código de invitación de una aerolínea involucrada en el proyecto.

Una aplicación en desarrollo de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional, el IATA Travel Pass, está programada para llegar a los usuarios de Apple a mediados de abril y se lanzará a dispositivos con Android a finales de ese mes, según la organización.

Una parte de la aplicación, Contactless Travel Pass, tiene como objetivo permitir a los pasajeros crear un “pasaporte digital”, cargar certificados oficiales de prueba y vacunación, verificar que sean suficientes para su itinerario y luego compartir esos documentos con las aerolíneas.

La aplicación IATA también proporcionará a los viajeros un registro de los requisitos de salud y los centros de prueba/vacunación en su área.

IBM también ha lanzado su propio pasaporte de vacunación digital, IBM Digital Health Pass, que se centra en el retorno a sitios de trabajo, así como a posibles escenarios de viaje.

¿Dónde están en uso los pasaportes de vacunas?

Si bien algunas personas están completamente vacunadas y ciertos gobiernos aceptan viajeros con comprobante de vacunación, las aplicaciones de pasaporte de vacunas no son una opción para todos.

Solo ciertos viajeros pueden usar pasaportes de vacunas en este momento, principalmente para los resultados de sus pruebas y exenciones de salud en ciertas rutas de aerolíneas que lo permiten como estándar.

Desde diciembre, los pasajeros han estado usando CommonPass para probar la verificación en vuelos seleccionados desde Nueva York, Boston, Londres y Hong Kong con United, JetBlue, Lufthansa, Swiss International y Virgin Atlantic. Esas opciones se suman a las rutas de prueba anteriores para los vuelos de United y Cathay Pacific a Londres, Nueva York, Hong Kong y Singapur.

JetBlue comenzó a permitir que los pasajeros de Boston a Aruba usen el pase digital a mediados de marzo, con planes para expandirlo a las ciudades de salida en toda la red de la aerolínea.

Mientras tanto, el Health Pass de la IATA obtuvo un uso de prueba en varias aerolíneas internacionales, incluidas Emirates, Copa, Malaysia Airlines y Singapore Airlines. Hasta ahora, 21 aerolíneas se han inscrito para el pase y dos, Singapore Airlines y Qatar Airways, han lanzado programas pilotos completos.

Fuera de esas aplicaciones desarrolladas de forma privada, varios países y regiones están creando sus propios pasaportes de vacunas. Singapur ahora acepta el Immunitee Health Passport, de Malasia, para la entrada; y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció una propuesta a principios de marzo para un pasaporte de vacuna para su uso en Europa.

Los funcionarios de la Unión Europea esperan que los “certificados verdes digitales” estén listos en junio para permitir los viajes de verano. Las personas usarían el pase para demostrar que han sido vacunados, se han recuperado del virus o tienen resultados de pruebas negativos.

CommonPass ha puesto un énfasis similar en la protección de la información personal de los viajeros, dijo Thomas Crampton, portavoz del Proyecto Commons.

Algunos pasaportes de vacunas se están desarrollando para uso diario, no solo para viajes. El Excelsior Pass de Nueva York, que se lanza esta semana, será aceptado en lugares deportivos, de eventos, artísticos y de entretenimiento, informó USA Today. Está construido sobre la plataforma de IBM. Ese tipo de certificado ha recibido cierto rechazo, incluso del gobernador de Florida, quien dijo que prohibiría tal requisito.

¿Por qué los retrasos?

El desafío con cualquier despliegue más amplio de pasaportes de vacunas, ha dicho la IATA, es la inconsistencia global en los requisitos para los pases de salud.

“No existe un estándar en términos de cómo se verían los elementos clave de un certificado, ni siquiera la digitalización de un certificado de un país a otro, y nadie está siguiendo ningún nivel de consistencia”, dijo Nick Careen, vicepresidente senior de la IATA, a The Points Guy.

Careen espera que una decisión de la Organización Mundial de la Salud sobre estándares de certificados digitales se completen en mayo.

The Washington Post informó esta semana que la administración de Biden está trabajando con empresas privadas para desarrollar una forma estandarizada para que las personas demuestren su estado de vacunación. Pero el esfuerzo está plagado de desafíos, y al menos 17 iniciativas de pasaportes están en proceso.

¿Cuáles son las objeciones?

Los expertos también han argumentado que exigir pasaportes de vacunas podría crear un incentivo global poco ético para inocular a los viajeros antes de priorizar las dosis para las poblaciones en riesgo en los países más pobres y con menos acceso a las vacunas.

La OMS ha recomendado no exigir este tipo de requisito para la entrada a países por esa razón: los médicos han advertido que 1 de cada 4 países no verá ninguna vacuna contra el coronavirus este año.

Fuente: Shannon McMahon y Hannah Sampson/The Washington Post.

Quentin Ariès, Dan Diamond, Rick Noack, Isaac Stanley-Becker y Lena H. Sun contribuyeron a este informe.

Traducción libre del inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.