DECLARACIÓN. El senador considera esencial tener un arma para un posible caso de convulsión social, por ejemplo debido a un fenómeno natural. | Foto: Efe.

Lindsey O. Graham, senador republicano por Carolina del Sur, afirmó el domingo 28 de marzo que tiene un rifle AR-15 para protegerse a sí mismo y a su familia en caso de que ocurra un desastre natural y deba hacer frente a una “pandilla”.

Los comentarios llegan en un momento en el que los demócratas presionan nuevamente para prohibir las armas de asalto, después de los tiroteos masivos en Boulder, Colorado y Atlanta este mes.

El senador fijó su oposición al asegurar que necesita su propio AR-15. En una entrevista con el presentador de Fox News Chris Wallace, Graham dijo: “Si hay un desastre natural en Carolina del Sur, donde la policía no puede proteger mi vecindario, mi casa será la última a la que vendrá la pandilla, porque puedo defenderme”.

El comentario se volvió viral el domingo, con más de 4,6 millones viendo un clip en Twitter, mientras los defensores del control de armas reprendían al senador republicano. Pero su entrevista también subrayó el gran desafío que enfrentarán el presidente Biden y sus aliados al tratar de promulgar nuevas restricciones a la propiedad de armas.

Verificación de antecedentes

Dos senadores, uno demócrata y otro republicano, dijeron el domingo que los legisladores de ambos partidos podrían apoyar la verificación de antecedentes ampliados para la venta de armas; en medio de una creciente presión para promulgar medidas significativas de control de armas después de dos tiroteos masivos recientes que dejaron 18 muertos.

Lee también: Activistas por el control de armas se preparan para una dura lucha nacional

«No nos descarten», dijo el domingo el senador demócrata Chris Murphy en «Meet the Press», de NBC, y agregó que la desvanecida influencia política de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) presenta una oportunidad para trabajar al otro lado del pasillo para forjar consenso sobre el tema.

Murphy enmarcó el debate sobre las armas como una oportunidad para que los republicanos demuestren que pueden trabajar con los demócratas para aprobar leyes, evitando la necesidad de eliminar el obstruccionismo del Senado, como han instado algunos demócratas. Si 60 senadores unen fuerzas para aprobar verificaciones de antecedentes ampliadas, dijo Murphy, eso podría crear una oportunidad para cooperar en otros asuntos.

«Una vez que convenzamos a los republicanos de que el cielo no cae para ti políticamente cuando apoyas una expansión razonable de algo como la verificación de antecedentes, puedes pasar a otras intervenciones», dijo Murphy.

Con información de The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.