En nuevo estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) reveló que las vacunas contra la pandemia del COVID-19 desarrolladas por la farmacéuticas Pfizer y Moderna son capaces de prevenir el 90% de las infecciones, informó The Hill.

Según la fuente, los resultados de la investigación fueron capaces de mostrar una fuerte evidencia de que las dosis actúan en las prevención de las infecciones, incluidas las presintomáticas y asintomáticas.

Sin embargo, los CDC aclararon que los resultados comenzaron a notarse aproximadamente dos semanas después de la aplicación de la segunda dosis de la vacuna.

Las inyecciones de Pfizer y Moderna contra la pandemia requieren dos dosis por persona, a diferencia de la desarrollada por Johnson & Johnson, de solo una.

El estudio agregó que tras la primera inyección, el riesgo de infección en los participantes, 3 mil 950 personas, se redujo en un 80% dos semanas después de la vacunación.

Los participantes de la investigación fueron personal de atención médica, socorristas y otros trabajadores esenciales. Según los CDC, la elección de dicho grupo de personas estuvo motivado por su exposición constante al virus.

“Estos hallazgos deberían ofrecer esperanza a los millones de estadounidenses que reciben vacunas contra el COVID-19 todos los días. Las vacunas autorizadas son la herramienta clave que ayudará a poner fin a esta devastadora pandemia”, dijo sobre el estudio la directora de los CDC, Rochelle Walensky. “Muestra además que nuestros esfuerzos nacionales de vacunación están funcionando. Las vacunas autorizadas de ARNm COVID-19 proporcionaron una protección temprana y sustancial en el mundo real contra la infección para el personal de atención médica de nuestra nación, los socorristas y otros trabajadores esenciales de primera línea”.

Origen del virus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que es «extremadamente improbable» que el origen de la pandemia del COVID-19 se centre en un laboratorio de China y cuyo escape produjo los contagios masivos en todo el mundo, según un informe al que tuvo acceso POLITICO.

De acuerdo con el documento redactado por el organismo y expertos de la salud de China, son altas las probabilidades de que un animal transmitiera el virus a los humanos. El equipo no descartó la idea de que pudiera provenir directamente de un murciélago o alimentos congelados como sugirieron reguladores chinos.

Dicho informe sería la versión final de una investigación que llevó hace unos meses a funcionarios de la OMS a territorio chino para estudiar el origen de la pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.