Despedida del alcalde Marty Walsh. (Foto: Bostongov)

El lunes 22 de marzo el Senado de los Estados Unidos confirmó a Marty Walsh como el próximo secretario del Departamento de Trabajo. En su último discurso como alcalde de Boston se despidió con un mensaje emotivo en el que agradeció a todas las personas «que abogaron por un futuro mejor y más inclusivo para la ciudad que amamos». Aquí sus palabras:

«Este es un mensaje para Boston. Quiero empezar dando las gracias por todo. Boston es más que mi ciudad natal, es mi corazón. Es la ciudad que acogió a mis padres inmigrantes. Es la ciudad que me ayudó a sobrevivir al cáncer infantil. Es una ciudad que me dio una segunda oportunidad cuando la necesitaba. Y es la ciudad que me dio la oportunidad de seguir mis sueños.

Ser alcalde ha sido el mayor honor de mi vida. No ha pasado un día en el que no me haya tomado en serio esa responsabilidad, o haya dado por sentada la confianza que han depositado en mí. Cuando pienso en los últimos siete años, me siento honrado de muchas maneras, porque la verdad es que fueron todos ustedes, las personas de Boston, quienes hicieron avanzar nuestra ciudad. Pasé cada minuto de cada día en este trabajo escuchándote, aprendiendo de ti, trabajando para ti y trabajando contigo.

Ha sido tu compasión, creatividad, determinación y resiliencia lo que nos convirtió en una de las ciudades más fuertes del mundo. A partir de marzo de 2020, nuestra ciudad pasó por una prueba nunca antes vivida, la llegada de que la pandemia del Coronavirus, lo que puso nuestro mundo de cabeza. Tuvimos que cerrar nuestras escuelas y negocios. Tuvimos que posponer algunas de nuestras tradiciones más queridas y tuvimos que pedir a nuestros residentes que se mantuvieran alejados de las personas que más aman. Esta crisis también generó pérdidas y angustias. Mi corazón sigue con cada persona que está luchando contra este virus o sufriendo una por un ser querido que partió.

Pero con cada desafío que enfrentamos hemos podido unirnos y seguir la luz que nos guía a través de la dificultad.

Nos hemos basado en las profundas conexiones que llevamos años construyendo entre el gobierno de la ciudad, los residentes del vecindario, los grupos comunitarios, la comunidad de fe y muchas más personas. Hemos trabajado juntos para proteger a nuestros compatriotas bostonianos, especialmente a los más vulnerables entre nosotros. Todos y cada uno de nosotros ha tenido un papel que desempeñar para sacar a Boston a esta crisis, independientemente de que seas un trabajador de primera línea, un cuidador, un estudiante, un maestro, voluntario o un residente que simplemente use una máscara y siga las medidas de salud pública.

He visto a personas de todas las edades demostrar lo que significa ser Boston Strong, y sé que este espíritu continuará mucho después de la pandemia. Siempre nos guiamos por nuestros valores, nos abrazamos y apoyamos unos a otros. Y somos una ciudad compasiva y conectada sin importar qué. Y eso es lo que siempre seremos. Por eso quiero agradecerles, esta ciudad y esta comunidad me han dado mucho. Nunca los olvidaré. Siempre estaré agradecido y llevaré a esta ciudad en mi corazón, siempre. Pero esto no es un adiós. Seguiré luchando por Boston, todos los días. Espero que todos se cuiden y estén bien. Nos volveremos a ver pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.