El FBI reveló este jueves un nuevo video del asalto al Capitolio el pasado 6 de enero con la misión de identificar a personas que atacaron a un oficial de policía del edificio gubernamental que murió en la insurrección.

De acuerdo con The Hill, el material audiovisual muestra a un grupo de personas que golpearon con puños y garrotes a los uniformados el día de la certificación del triunfo de Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre del 2020.

En el video incluso se ve como alguien usa lo que parece ser una pistola paralizante.

Steven D’Antuono, jefe de la oficina de campo del FBI en Washington, indicó que “se ve en video a estas personas cometiendo crímenes atroces contra quienes han dedicado sus vidas a proteger al pueblo estadounidense”.

En la actualización de los arrestos que dejó el asalto al Capitolio, el funcionario comentó que hasta la fecha se han hecho más de 300 detenciones. Del total, más de 65 personas han sido acusadas de agredir a agentes de la policía durante el motín.

“Agradecemos a los miembros del público que ya han sido de gran ayuda en estas investigaciones”, añadió. “Sabemos que puede ser una decisión difícil reportar información sobre familiares, amigos o compañeros de trabajo, pero es lo correcto y el FBI sigue necesitando su ayuda para identificar a estos sospechosos”.

Proceso

Julian Khater y George Tanios fueron arrestados este domingo y acusados por las autoridades de ser los responsables de agredir con un spray para osos a Brian Sicknick, policía del Capitolio que murió el pasado 6 de enero tras los disturbios suscitados en el Congreso.

Khater, de 32 años, fue identificado en un video por el FBI. En la cinta se observa al manifestante descargando el irritante químico contra Sicknick y otros policías. Según una declaración jurada en un tribunal federal, Kharter obtuvo el spray gracias a Tanios, de 39 años, reporta POLITICO. 

Sin embargo, aún se desconoce la causa de muerte del oficial, quien tras ser atacado regresó al cuartel general de la policía donde perdió el conocimiento. Pese a que fue llevado de inmediato al hospital, murió poco después de ingresar. 

El suceso ha sido una de las consignas que los legisladores han clamado cuando piden justicia sobre los sucesos del Congreso. No obstante, la Policía del Capitolio se niega a develar los resultados de la autopsia de Sicknick, y solo se han referido a su muerte para calificándola como una muerte «en cumplimiento del deber».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.