Este domingo, el asesor médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci, advirtió en entrevista a la cadena de noticias Fox News que, en caso de que se relajen las medidas sanitarias para frenar los casos de COVID-19 en Estados Unidos, la celebración que auguró el presidente Joe Biden el próximo 4 de julio podría estar en peligro.

Para el especialista, el hecho de que la vacunación masiva pueda llevar relativa normalidad en los próximos meses suena como una idea «bastante razonable»; sin embargo, esto podría concretarse siempre y cuando los estados no eliminen las restricciones, algo que ya ocurre en Texas.

En la entrevista, Fauci dijo que si las entidades esperan «un poco más para darle al programa de vacunas la oportunidad de aumentar la protección en la comunidad, entonces la retirada será mucho menos riesgosa».

«Pero si lo hace prematuramente, existe el peligro de desencadenar otra oleada», agregó.

Aumentos que preocupan a Fauci

Durante su intervención, el experto no ocultó su preocupación respecto a los aumentos drásticos en casos en las últimas semanas.

«Cuando ves que (las infecciones) se estabilizan a un nivel de entre 50 mil y 65 mil casos por día, no es el momento de declarar la victoria, porque sabemos por oleadas anteriores que hemos tenido durante el año que cuando ves esa nivelación apagada en un nivel alto, siempre existe el riesgo de un aumento repentino», añadió Fauci. «Y de hecho, desafortunadamente, eso es exactamente lo que está sucediendo en Europa en este momento».

El médico también fue entrevistado en State of Union, por CNN, donde explicó con más detalle la situación en el Viejo Continente: «Tuvieron una disminución de casos, se estancaron y retrocedieron en las medidas de salud pública. Ves las imágenes en el periódico y en la televisión. Han abierto los restaurantes. Han abierto algunos de los bares. La gente más joven en particular dejó de usar máscaras, y luego, de repente, tienes una oleada que volvió a subir».

Promesas

El jueves, el presidente Biden aseguró que el ritmo de vacunación era bueno; sin embargo, esperaba subir a dos millones el número de dosis aplicadas a diario. Esto, sumado al respeto de las normas correspondientes a la seguridad sanitaria, apuntaba a un futuro exitoso.

Si todos cumplen, la meta del mandatario es que las fiestas del 4 de julio se lleven a cabo de manera discreta.

Fauci afirmó que no ve mayores obstáculos en el hecho; no obstante, la relajación en las medidas podría traducirse en un duro retroceso.

«Si Vuelve a haber un aumento, eso pondría en peligro el objetivo de lograr que la gente se normalice mucho más a principios del verano», comentó a Fox News. «No va a influir en el programa de vacunación ni en la tasa de vacunación, pero podría influir en la rapidez con la que volvemos a la normalidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.