Los demócratas del Senado lograron por poco margen este jueves avanzar en la nominación de Xavier Becerra para dirigir el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

La senadora Susan Collins (republicana por Maine) fue la única senadora de su partido que se unió a todos los demócratas en un primer paso procesal del pleno del Senado hacia la confirmación. La votación fue 51-48.

El resultado de una votación de confirmación final, que probablemente tendrá lugar la próxima semana, se aseguró el jueves temprano cuando el único demócrata cuyo apoyo había sido incierto, el senador Joe Manchin III, anunció que favorece al nominado. Si Collins hubiera votado no, la vicepresidenta Kamala Harris habría estado disponible para romper un empate 50-50 en la votación de procedimiento, si fuera necesario, para mantener viva la nominación.

Oposición en el Senado

La elección de Becerra por parte de Joe Biden enfrenta una fuerte oposición republicana, y los legisladores republicanos critican su historial sobre el aborto y el apoyo en el pasado a Medicare para todos. Desde la nominación de Becerra en diciembre, se ha retractado de su defensa de un sistema de atención médica de pagador único, diciendo que apoya el objetivo de Biden de expandir la cobertura de seguro a través de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

El Comité de Finanzas del Senado se estancó la semana pasada en el avance de su nominación, lo que requirió que el líder de la mayoría del Senado, Charles E. Schumer, tratara de sacar la nominación del comité. Ese fue el propósito de la votación del jueves. La votación del mediodía se produjo después de un mordaz debate partidista en el Senado sobre las calificaciones de Becerra para liderar el departamento más fundamental para la respuesta del gobierno a la pandemia de coronavirus.

Los republicanos atacaron las opiniones de Becerra, incluido su apoyo al derecho al aborto, así como el hecho de que no está capacitado como médico, hecho que pocas figuras anteriores del HHS han tenido. Los demócratas respondieron que, como fiscal general de California y con 24 años como congresista de Los Ángeles, Becerra tenía una amplia experiencia en el cuidado de la salud, había ayudado a redactar las principales leyes de salud y, más recientemente, había liderado una coalición de fiscales generales demócratas que luchaban por preservar la economía asequible.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.