PROTECCIÓN. La funcionaria, de 68 años, dijo durante su audiencia de confirmación en enero que sus prioridades incluyen terminar con las prácticas discriminatorias de vivienda. | Foto captura de pantalla.

Este miércoles, el Senado votó para confirmar la nominación del presidente Joe Biden de la representante Marcia L.Fudge (D-Ohio) como secretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano, convirtiéndola en la primera mujer afroamericana en liderar la agencia en más de cuatro décadas.

Fudge, quien ingresó al Congreso en 2008, obtuvo la aprobación bipartidista para liderar la agencia.

La funcionaria, de 68 años, dijo durante su audiencia de confirmación en enero que sus prioridades incluyen terminar con las prácticas discriminatorias de vivienda, como parte del enfoque de Biden en desmantelar la injusticia racial sistémica e impulsar la propiedad de vivienda para los afroamericanos.

Biden, en las órdenes ejecutivas relacionadas con la equidad racial en enero, buscó fortalecer las políticas de vivienda contra la discriminación que fueron revertidas bajo el presidente Donald Trump.

Como secretaria del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), se espera que Fudge restablezca una regla de 2013 destinada a impedir que la industria de la vivienda promulgue políticas que, aunque aparentemente neutrales en cuanto a raza, tienen un efecto adverso en los afroamericanos y latinos.

También se espera que la agencia restablezca otra regulación de la era de Obama que requiere que las comunidades identifiquen y aborden las barreras a la integración racial y las disparidades en el acceso al transporte, trabajos y buenas escuelas; o arriesgarse a perder fondos federales.

Un año después de la pandemia del coronavirus, que ha dejado a un número desproporcionado de afroamericanos y latinos sin trabajo, Fudge dijo que su enfoque inmediato será brindar asistencia para el alquiler a hogares en riesgo de desalojo.

Más de 11 millones de hogares están atrasados ​​con el alquiler, según muestran los datos del censo. Casi 3 millones de propietarios están en indulgencia, precisó Fudge; y otros 800 mil prestatarios están en mora.

Las familias que luchan por pagar el alquiler continúan recibiendo avisos de desalojo a pesar de la extensión de la moratoria de desalojo por parte del gobierno.

Fuente: Tracy Jan/The Washington Post.

Traducción libre del inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.