web vaccine covid mass
Debido a que el inventario de vacunas cambia deprisa, los usuarios deben registrarse rápidamente cuando las dosis estén disponibles. (Foto: Freepik)

Las medidas sanitarias para frenar a la pandemia del COVID-19 seguirán siendo respetadas por la gran mayoría de los estadounidenses incluso después de haber sido vacunados. Así lo reveló la más reciente encuesta de Axios/Ipsos sobre la materia.

El estudio mostrado este martes detalló que el 81% de los entrevistados seguirá usando mascarilla y lavando sus manos constantemente luego de recibir la dosis contra el brote. Del total de encuestados, solo el 7% planea dejar de hacerlo una vez sean inoculados.

Estadounidenses e interacción

Con la aprobación de vacunas y su aplicación, no son pocos los estadounidenses que participan cada vez más en reuniones en espacios cerrados fuera de casa.

Según el estudio, el 44% de los encuestados confirmó haber visitado a amigos o familiares en la última semana, siete puntos más que hace un mes.

Durante el lapso de siete días, solo el 13% cumple con una auto cuarentena, 6% menos que hace un mes. La cifra más alta entre quienes cumplían con auto cuarentena se produjo en abril del año pasado, cuando el  55% aseguró que cumplía con la medida.

Ahorro

Respecto a las finanzas durante la pandemia, el optimismo ha crecido pese al impacto del brote en la economía de los estadounidenses. Solo el 9% aseguró que su capacidad para cubrir el pago de alquiler o hipoteca empeoró en comparación con los primeros meses del coronavirus en la nación.

Entretanto, el 36% dijo que pasar más tiempo en casa ha sido su mayor beneficio, mientras que el 33% detalló que su principal satisfacción fue ahorrar dinero.

Estadounidenses con una licenciatura o título universitario superior y personas con un ingreso mayor a $50 mil fueron los más propensos a comunicar que su mayor beneficio fue gastar menos dinero.

Hispanos

Dentro del estudio se determinó que los hispanos fueron el grupo que más disfrutó el tiempo en familia, con un 38% de aceptación, respecto al 19% de blancos y 20% de afroamericanos.

Regreso a la normalidad

Mientras, sigue en aumento el optimismo de aquellos estadounidenses que piensan que más temprano que tarde volverán a la normalidad. Aunque en enero el 30% de los entrevistados pensaba que el regreso a la normalidad se concretaría en un año, la cifra bajó a 17%. La mayoría, 40%, considera que se logrará en seis meses o antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.