Este domingo en CNN, el gobernador de Mississippi, Tate Reeves, defendió su decisión de levantar la prohibición del uso de mascarillas en la entidad pese a la pandemia del COVID-19. Según el funcionario republicano, el paso era necesario para apoyar la reactivación económica del área.

Hace una semana, Reeves fue noticia junto al gobernador de Texas, Greg Abbott, quien levantó todas las restricciones en su entidad.

«Tenemos que poner en marcha nuestra economía para que las personas puedan volver a trabajar. Y creo que eso es de suma importancia», señaló el gobernador Reeves en State of Union. «El hecho es que hemos visto niveles significativamente reducidos», agregó el funcionario al hacer mención sobre la caída en las hospitalizaciones y pacientes en unidades de cuidados intensivos.

«Y, por cierto, a diferencia del presidente (Joe) Biden, que quiere insultar a los estadounidenses e insultar a los habitantes de Mississippi, en realidad confío en que los habitantes del estado tomen las decisiones. Durante el último año han demostrado que pueden hacerlo», agregó.

Según el gobernador de Mississippi, «los números no justifican la interacción del gobierno a los niveles que estamos viendo en otros estados».

CDC

Este lunes, autoridades federales de salud publicaron una guía que brinda más libertad para socializar y realizar actividades rutinarias a los residentes completamente vacunados contra el COVID-19.

En un contexto de cansancio por las restricciones por la pandemia, la guía ofrece un primer vistazo de cómo se verá la nueva normalidad en los próximos meses.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron que las personas con un lapso de dos semanas de su última inyección corren poco riesgo si visitan a miembros de un solo hogar no vacunados -con bajo riesgo de enfermedad grave-, sin usar mascarillas o distanciarse.

Eso permite a abuelos vacunados que viven cerca de sus hijos y nietos no vacunados para reunirse por primera vez en un año. Sin embargo, todavía se desaconsejan los viajes de larga distancia.

Los CDC también precisaron que las personas completamente vacunadas pueden reunirse en sitios interiores con quienes están completamente vacunados. Y no es necesario ponerlos en cuarentena ni someterse a pruebas después de la posible exposición al coronavirus si no presentan síntomas.

Peter Hotez, codirector del Centro para el Desarrollo de Vacunas del Texas Children’s, agradeció el consejo, pero dijo que los CDC tardaron demasiado en decirle al público cuándo pueden quitarse las mascarillas.

“Cuanto antes pasemos a decirle a la gente si está completamente vacunado no tiene que usar máscaras, eso será un incentivo para que las personas se vacunen”, afirmó Hotez.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.