Este miércoles, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ofreció disculpas por hacer sentir «incómodas» a un grupo de mujeres que lo acusan de acoso sexual; sin embargo, aclaró que no tiene pensado abandonar su cargo pese al escándalo en el que se encuentra envuelto, reportó Axios.

En una sesión informativa celebrada este 3 de marzo, el funcionario aseguró que dar besos y abrazos es su «forma habitual y habitual de saludar», algo que ha aplicado tanto a hombres como mujeres, por lo que añadió que «ciertamente nunca tuve la intención de ofender a nadie o herir a nadie o causarle dolor a nadie».

«Esto es lo que quiero que sepan, directamente de mí, nunca toqué a nadie de manera inapropiada. Nunca toqué a nadie de manera inapropiada», dijo Cuomo.

«Le pido a la gente de este estado que espere los hechos del informe del fiscal general antes de formarse una opinión. Obtengan los hechos, por favor, antes de formarse una opinión», siguió.

Escándalo contra Cuomo

Cuomo se enfrenta a una investigación por supuesto acoso sexual a al menos tres mujeres, quienes han denunciado un acercamiento indebido por parte del alto funcionario.

Desde la semana pasada hasta la noche del lunes se han presentado tres acusaciones, desestimadas por el gobernador. Cuomo argumentó que nunca quiso ofender ni causar daño a nadie.

“En ocasiones, me burlo de la gente de una manera que creo que es afable (…) Me he burlado de la gente sobre sus vidas personales, sus relaciones, sobre casarse o no casarse. No quiero ofender y solo intento agregar algo de ligereza y bromas a lo que es un asunto muy serio”, señaló en un comunicado difundido el domingo.

“Nunca toco a nadie de manera inapropiada y nunca le hice proposiciones a nadie”, añadió en su defensa.

Las denuncias

Lindsey Boylan, exasesora de Cuomo y actual candidata a presidenta del condado de Manhattan, presentó la primera denuncia. Acusó al gobernador de presuntamente acosarla varias veces entre 2016 y 2018. Precisó que en una ocasión recibió un beso no consensuado en los labios.

Charlotte Bennett, exasesora de políticas de salud, aseguró a The New York Times que Cuomo le preguntó si era monógama y si ha tenido relaciones sexuales con hombres mayores. 

Bennett, de 25 años, estuvo en el cargo hasta noviembre de 2020. Señaló que Cuomo presuntamente le dijo que estaba dispuesto a tener relaciones con mujeres de su edad

Mientras, este lunes The New York Times publicó el testimonio de Anna Ruch, de 33 años, quien denunció que Cuomo le solicitó un beso durante una boda en 2019 y le pasó la mano por la espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.