Senado

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó las medidas tomadas en los estados Texas y Mississippi contra la pandemia del COVID-19 como «pensamiento neardental».

Este miércoles The Hill reseñó que en atención a medios desde la Oficina Oval, el demócrata señaló que el levantamiento de las restricciones sanitarias es un «gran error».

«Espero que todos se hayan dado cuenta a estas alturas de que estas mascarillas marcan la diferencia», señaló Biden. «Estamos a punto de poder cambiar fundamentalmente la naturaleza de esta enfermedad debido a la forma en que podemos poner las vacunas en los brazos de las personas».

De acuerdo con el mandatario, «lo último que necesitamos es que los neandertales piensen que mientras tanto todo está bien, quítate la máscara, olvídalo».

Texas

El martes, el gobernador Gregg Abbott anunció la reapertura total de Texas a nivel estatal, con la eliminación del uso obligatorio de la mascarilla para prevenir contagios de COVID-19. El alto funcionario desestimó así las advertencias de autoridades de salud pública para superar la pandemia.

Texas se convirtió en el primer estado en eliminar la orden de llevar mascarillas. A partir del miércoles 10 de marzo todos los comercios podrán reabrir sin restricciones, anunció Abbott en declaraciones a la prensa desde la ciudad de Lubbock.

“Demasiados texanos han sido apartados de oportunidades de empleo. Demasiados propietarios de pequeños negocios han sufrido para pagar sus cuentas. Esto tiene que acabar. Es hora de abrir Texas al 100% (…) Además pongo fin a la orden de la mascarilla”, dijo el gobernador.

Mientras, la misma orden entró en vigencia a partir de este miércoles en Mississippi.

Biden promete la vacuna

Este martes, Biden anunció que el país espera contar con la cantidad suficiente de vacunas para inocular a todos los adultos del país a finales de mayo, dos meses antes de lo previsto.

Dicha afirmación llegó por el acuerdo entre el gobierno del demócrata con la farmacéutica Merk & Co Inc. para ayudar a acelerar la fabricación masiva de la vacuna de Johnson y Johnson, de una sola dosis.

La empresa recibió el visto bueno de la FDA la semana pasada para su uso de emergencia, siendo la tercera vacuna en distribuirse en territorio estadounidense, detrás de Pfizer y Moderna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.