VACUNACIÓN. En la mayoría de los países, con la excepción de Gran Bretaña, los encuestados fueron críticos con las campañas de inmunización de sus gobierno. | Foto: Efe.

Un número creciente de personas en los Estados Unidos, Europa y Japón consideran probable que se vacunen contra el coronavirus, según un nuevo sondeo, incluso cuando los encuestados expresaron su preocupación por las nuevas variantes que podrían obstaculizar las vacunas.

La encuesta fue realizada por la consultora global Kekst CNC en febrero e incluyó resultados de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Japón, Suecia y Estados Unidos.

Según la firma, casi 90% de las personas interrogadas en Gran Bretaña dicen que tomarían la vacuna contra el coronavirus, frente al 70% de diciembre. En Suecia, 76% de los encuestados dijeron que probablemente serían vacunados después de que solo el 53% respondiera positivamente en la encuesta anterior.

Francia es el país con menos probabilidades de querer vacunarse, con solo 59% diciendo que sí, pero también ha visto un aumento en quienes buscan la vacuna.

El 64% de los encuestados en los Estados Unidos dijeron que probablemente recibirían la vacuna. El lunes, más de 49,8 millones de personas en el país habían sido vacunadas parcialmente.

Sin embargo, la mayoría de los países, con la excepción de Gran Bretaña, fueron críticos con las campañas de inmunización de sus gobiernos. La mayoría en Suecia, Francia y Alemania dijeron que las campañas para vacunar a los residentes son demasiado lentas.

Las críticas a los lanzamientos se produjeron cuando los encuestados expresaron su preocupación por las nuevas variantes más transmisibles del virus, que interrumpen las campañas de vacunación.

Casi 6 de cada 10 personas en Francia creen que las nuevas cepas obstaculizarán la capacidad de las autoridades para vacunar con éxito a la población. Casi la mitad de las personas encuestadas en Gran Bretaña, Alemania y Estados Unidos consideran lo mismo.

En general, los encuestados, incluidos los de Estados Unidos, expresaron su apoyo a algún tipo de certificación de vacunas que permitiría a las personas acceder a viajes, entretenimiento y otras actividades después de la vacunación. Pero cuando se les preguntó a las personas si apoyaban el levantamiento temprano de las restricciones para los vacunados el apoyo disminuyó significativamente.

Fuente: Erin Cunningham/The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.