Sobrevivientes a la pandemia del COVID-19 tienden a tener un alza de alrededor de diez veces más protección contra el virus frente a un riesgo de reinfección, aseguró un estudio revelado por JAMA Internal Medicine.

A pesar de que se conocen casos de personas que han dado positivo hasta dos veces al brote, la investigación detalló que los números son bajos respecto a las probabilidades de que esto sea frecuente.

Sin embargo aún hay dudas sobre cuánto tiempo puede durar la inmunidad, además del plano oscuro en el cual se encuentran las nuevas variantes.

El estudio de JAMA Internal Medicine examinó datos de 3.2 millones de pacientes estadounidenses entre el 1 de enero de 2020 y el 23 de agosto del mismo año.

El informe reveló que quienes dieron inicialmente negativo en la prueba de anticuerpos y luego fueron sometidos a una prueba de infección activa, solo el 3% dio positivo al COVID-19.

Mientras, aquellos que dieron positivo a la prueba de anticuerpos y se les realizó la de infección activa, solo el 0.3% dieron positivo.

La investigación citó a Doug Lowy, subdirector del Instituto Nacional del Cáncer y coautor del estudio quien indicó que «hay una disminución de diez veces, que es esencialmente una reducción del 90% en el riesgo para las personas que son positivas a los anticuerpos».

Esto, según el experto, «es algo que se ha planteado como hipótesis durante mucho tiempo, pero nuestro estudio es, con mucho, el estudio más grande que analiza esto, especialmente en los Estados Unidos».

Vacuna

El panel de la Administración de Fármacos y Alimentos señaló este viernes que la vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica Johnson & Johnson tiene ventajas importantes. Indicaron que dicha vacuna, que se administra con una sola dosis, es eficaz en todos los subgrupos demográficos.

Se espera que en las próximas horas el comité asesor de la FDA respalde la inyección de Johnson & Johnson. Por su parte, el comité de especialistas médicos para evaluar la eficacia de la misma, la ven como una tercera opción crucial para inmunizar a millones de estadounidenses.

Debido a que esta vacuna se administra en una sola dosis y es fácil de enviar, presenta un perfil atractivo para los funcionarios de salud pública que trabajan en inmunizar a poblaciones de difícil acceso o escépticas, reseñó el portal web Politico.

“Necesitamos vacunas que sean eficaces y bien toleradas. Y lo que es más importante, son fáciles de implementar ”, dijo Gregory Poland, director del grupo de investigación de vacunas de Mayo Clinic, quien habló en la reunión como parte de la presentación de J&J.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.