Esta semana, la tasa de pruebas positivas de MA cayó por debajo del 2 por ciento por primera vez desde octubre. (Foto: Mass Governor)

El gobernador Charlie Baker anunció el jueves 25 de febrero que en Massachusetts reabrirán las grandes instalaciones deportivas a partir del 22 de marzo, incluidos Fenway Park, Gillette Stadium y TD Garden.

Esta medida se produce cuando la administración Baker planea pasar a la Fase 4, Paso 1 del plan de reapertura, siempre que los datos continúen mostrando una tendencia positiva.

Se aplica a lugares con aforo para más de 5.000 personas. Se espera que funcionen al 12 por ciento de su capacidad y se les pedirá que presenten un programa al departamento de salud pública del estado sobre las precauciones que se están implementando.

El Gillette Stadium y el Fenway Park actualmente son grandes sitios de vacunación. Baker dijo que aún no se sabe cómo podrán jugar los equipos en ambos estadios. «Son piezas importantes en este proceso de vacunación», comentó. «Vamos a tratar de resolver eso».

«Ahora tenemos un programa de vacunación que ocupa el primer puesto entre los estados con al menos cinco millones de habitantes», dijo Baker.

Te puede interesar: Estudiantes de BPS regresarán a los salones de clases a partir del lunes

El anuncio se produjo cuando Baker también eliminó las restricciones a muchas otras empresas, que podrán operar al 50 por ciento de su capacidad a partir del lunes 1 de marzo, cuando el estado pase a la Fase 3, Paso 2.

Los restaurantes ya no estarán sujetos a un límite de capacidad, pero deberán mantener los asientos separados por al menos seis pies de distancia y el tiempo máximo para comer seguirá siendo de 90 minutos.

Las reuniones en espacios cerrados permanecerán limitadas a 10 personas, mientras que al aire libre se mantendrá en 25.

«Estamos logrando un progreso espectacular en muchas cosas que, con suerte, mejorarán la vida de las personas a medida que avanzamos», señaló Baker. «Hemos visto muchas tendencias positivas en nuestras métricas de salud pública (…) el promedio semanal ha disminuido a niveles que no habíamos visto en meses».

Esta semana, la tasa de pruebas positivas del estado cayó por debajo del 2 por ciento por primera vez desde octubre, según muestran los datos. Actualmente se sitúa en el 1,89 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.