En una audiencia celebrada este jueves, en la Corte del Distrito Este de Nueva York, el exsecretario de Seguridad de México, general Salvador Cienfuegos Zepeda, se declaró no culpable de los cargos de narcotráfico.

El juez acordó una nueva cita para el 18 de noviembre, cuando se fijarán las líneas generales del procedimiento.

Cienfuegos Zepeda fue presentado este jueves por primera vez ante el tribunal federal en Brooklyn, donde el juez Steven Gold le leyó los cargos. El militar permanecerá en la prisión federal del distrito.

En la acusación contra Cienfuegos Zepeda, alias «El Padrino» y «Zepeda», se informa que el militar presuntamente participó para distribuir diferentes montos de cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas junto con otros conspiradores, cuyos nombres no se dieron a conocer oficialmente.

Cienfuegos Zepeda está señalado por el tráfico de más de un kilogramo de heroína, más de 5 kilogramos de cocaína, 500 gramos o más de metanfetaminas y 1 mil kilogramos o más de marihuana, se lee en la acusación.

Asimismo, a Cienfuegos Zepeda se le acusa de supuestamente haber participado en el lavado del dinero proveniente de una actividad ilegal del narcotráfico, pero no se especifica los montos de las transacciones que forman parte de la conspiración demandada.

El juez Gold leyó los cargos de conspiración, distribución e importación de drogas ilícitas a Estados Unidos y el lavado de dinero generado por ese negocio.

El juez Gold preguntó a Cienfuegos si comprendía la acusación en su contra formulada por el gobierno de Estados Unidos por la cual se encuentra detenido. Cienfuegos admitió afirmativamente.

El defensor del militar mexicano, Edward Sapone sostuvo que su cliente deseaba que se registrara de manera oficial su declaración de “no culpable” a los cuatro cargos en su contra.

Gold acordó que el proceso continuará el 18 de noviembre con una nueva audiencia ante la juez Carol Bagley Amon, quien estará a cargo del juicio de Cienfuegos.

Sapone indicó que presentará una solicitud por la libertad bajo fianza de su cliente, pero un juez de California ya negó una primera solicitud de fianza hecha por los abogados del militar.

La sesión del jueves fue inicialmente aplazada por más de una hora por el juez debido a los ruidos de periodistas que se encontraban fuera de los Estados Unidos y que, al parecer, no entendían las instrucciones de la corte.

El general Cienfuegos Zepeda está formalmente acusado por el gobierno de Estados Unidos de los cuatro cargos presentados ante este tribunal el 14 de agosto del 2019, misma fecha en que se emitieron las órdenes de su arresto.

De acuerdo a los fiscales, Cienfuegos Zepeda abusó de su posición de poder para ayudar al Cártel H-2 a traficar miles toneladas de drogas a Estados Unidos, a cambio de millonarios sobornos que permitieron a los cárteles actuar con impunidad en México.

Según los documentos federales, entre diciembre del 2015 y febrero del 2017 el general Cienfuegos, alias El «Padrino», conspiró junto con otros a manufacturar y distribuir las sustancias con el conocimiento de que serían exportadas a Estados Unidos.

Las reglas de sentencia establecen una condena mínima para cada uno de los primeros cargos es de 10 años de prisión y una máxima de hasta cadena perpetua.

El gobierno estadounidense se opone a la libertad condicional del acusado argumentando que tiene un alto riesgo de fuga.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.