El Servicio Secreto enviará refuerzos a Wilmington, Delaware, desde este viernes para ayudar a proteger al candidato presidencial Joe Biden, mientras su campaña se prepara para un posible reclamo de victoria en las elecciones, según dos personas familiarizadas con los planes.

Trascendió que el Servicio Secreto convocó a un escuadrón de agentes para aumentar la protección alrededor de Biden, después de que su campaña le informó a la agencia que el demócrata continuaría utilizando un centro de convenciones de Wilmington, al menos otro día, y podría dar un discurso importante hoy, según la fuente que habló bajo condición de anonimato para describir los protocolos de seguridad.

Catherine Milhoan, portavoz del Servicio Secreto, se negó a comentar la información y enfatizó que la agencia no discute públicamente la planificación de seguridad para el presidente o los candidatos que protege.

Lee además: ESPECIAL | Elecciones: Se define la continuidad o un cambio en la Casa Blanca

Un asistente de la campaña de Biden se negó a comentar.

Docenas de agentes han brindado seguridad para la campaña de Biden en el Chase Center en el centro de convenciones Riverfront, en Wilmington, mientras los estados clave de las elecciones siguen contando los votos.

La seguridad adicional para Biden aún no se iguala a la protección que tradicionalmente se le otorga a un presidente electo, pero se acerca en esa dirección. No está claro cuándo el Servicio Secreto proporcionaría ese nivel de seguridad para Biden en caso de que gane.

Recomendamos leer: Trump podría ser el primer mandatario en no ser reelecto desde el año 1992

Por lo general, la agencia aumenta la protección para un presidente electo inmediatamente después de que esa persona es declarada ganadora, al asignar una nueva serie de agentes al mandatario entrante.

Históricamente, esa protección se ha otorgado hasta altas horas de la noche de las elecciones, después de que un candidato reconoce la derrota y el otro da un discurso de victoria.

Este año, sin embargo, la elecciones han estado marcadas por un conteo de votos prolongado y una serie de denuncias del presidente Trump a la integridad de los comicios.

Con información de The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.