Aún faltaban unas horas para el inicio de la concentración del presidente Donald Trump cuando quedó claro que su campaña incumpliría las pautas sanitarias contra el coronavirus.

En los días previos al evento del 30 de septiembre en Duluth, Minnesota, los funcionarios locales presionaron en privado a la campaña para que cumpliera las pautas de salud pública estatales destinadas a frenar la propagación del COVID-19, según muestran documentos.

En respuesta, la campaña firmó un acuerdo comprometiéndose a seguir esas reglas, limitando la asistencia a 250 personas, reseñó The Washington Post.

Sin embargo, el día de la concentración, los seguidores de Trump inundaron la pista del aeropuerto internacional de Duluth. Estaban hombro con hombro, muchos sin mascarillas.

Leer más: Aumentan las hospitalizaciones por COVID-19 en 38 estados de EE.UU.

“Se nos ha notificado que se superó el límite de 250 personas”, le informó un representante del aeropuerto por correo electrónico a un funcionario de campaña esa misma tarde.

“Este correo electrónico sirve como aviso de una infracción de contrato y le pedimos que solucione la situación”, añadió el mensaje. La advertencia fue desatendida y quedó sin respuesta.

La manifestación se realizó dos días antes de que a Trump le diagnosticaran COVID-19 y contó con la asistencia de más de 2 mil 500 personas, estimaron los funcionarios del aeropuerto.

El evento de Duluth muestra el dilema que enfrentan los funcionarios locales ante las concentraciones de Trump, en las últimas semanas de la campaña. Actualmente en Estados Unidos se registra un aumento alarmante de casos de COVID-19 en diversos estados.

Lee también: ESPECIAL | Los latinos batirán otro récord en las urnas electorales

Los correos electrónicos y otros documentos obtenidos por The Washington Post evidencian que los funcionarios de Duluth insistieron en el cumplimiento de las reglas y que la campaña respondió asumiendo compromisos que finalmente incumplió.

Los documentos también muestran que los funcionarios locales sospechaban que la campaña violaría el acuerdo, pero evitaron hacer cumplir las órdenes de salud pública por temor a provocar una reacción violenta.

Tom Werner, director ejecutivo del aeropuerto, dijo a los miembros designados de la junta del terminal que no tomaría acciones físicas de forma unilateral para cerrar el evento, la mañana antes del mitin.

Los funcionarios de salud pública de Minnesota han rastreado 19 casos de coronavirus en el contexto de manifestaciones de Trump celebradas en el estado el mes pasado, tres de ellas en el evento en Duluth.

Un portavoz de la campaña de Trump no respondió a una solicitud de comentarios.

Fuente: The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.