Claudia Ginestra

La pandemia del COVID-19 ha afectado fuertemente a la educación de miles de estudiantes en todo el mundo, que han tenido que hacer un rápido cambio a la educación remota. Conversamos con distintas autoridades en Charter School en Greater Boston, para indagar cómo están lidiando con el aprendizaje a distancia.

Una escuela charter es un recinto que recibe fondos del gobierno, pero opera independientemente del sistema escolar estatal establecido en el que se encuentra. Prospect Hill Academy, con sedes en Cambridge y Somerville, tiene más de 1200 estudiantes inscritos que hablan 26 idiomas, de los cuales 21 por ciento son de origen latino. Esta gran cantidad de estudiantes ha representado un gran reto en estos tiempos. La escuela se dispuso en agosto a realizar talleres y conversatorios con padres y profesores para enseñarles la nueva modalidad de estudio remota.

«Definitivamente, el mayor reto ha sido enseñar de esta manera a los estudiantes más jóvenes, los niños de elementaria necesitan moverse y les cuesta estar frente a una pantalla para aprender», dijo Madelin Santana, una madre y manager en la escuela.

La directora de Prospect Hill Academy, Angela Allen, cuenta que el Departamento de Educación Primaria y Secundaria (DESE) ha trazado su expectativa para los modelos de aprendizaje escolar basados en la métrica en cada pueblo / ciudad. «Somos una escuela autónoma regional que atiende casi 40 comunidades y existe una gran variación de métricas provenientes de nuestros distritos. Si bien algunos de nuestros estudiantes residen en comunidades de «alto riesgo» y «riesgo moderado», otros residen en ciudades, o pueblos de bajo riesgo de transmisión del coronavirus», dijo. «Con la amplia región geográfica en la que residen nuestros estudiantes, las pruebas y el rastreo de contactos son factores críticos para que regresemos a la escuela en un modelo híbrido de la manera más segura posible».

La directora añadió que están en el proceso de explorar oportunidades de colaboración para realizar pruebas de Covid-19 a su comunidad escolar.

.

Ante este modelo de aprendizaje, las materias que requieren entrenamiento y práctica en persona han sido las más afectadas, como, por ejemplo ciencias. «Enviarle los kits de ciencia a sus casas no es lo mismo que aprender en un salón equipado», dijo Santana. Las computadoras también presentan fallas y hay muchos retos tecnológicos que se enfrentan cada día», así nos contó, la Subdirectora de la escuela secundaria Brooke High School, Vicmarys Brito, quien explicó que todas las escuelas están usando las mismas plataformas de conexión lo cual sobrecarga la red. También se han registrado apagones en diversas zonas debido a tormentas, lo cual ha dificultado el acceso a internet.

Conexión a internet

En un momento en el que todo depende de nuestra conexión a internet, los centros educativos han tenido que tomarse la seria tarea de ayudar a todos los padres y familias a tener un buen acceso a este servicio. Durante la semana anterior al inicio de clases, los voluntarios de la PHA distribuyeron más de 650 Chromebooks con el objetivo de que todos los estudiantes de los grados K-8 puedan comenzar el año escolar con una computadora nueva en casa. La escuela Brooke High School, también tuvo que solventar el asunto ofreciendo ipads a todos los estudiantes.

Además, durante la primera semana de clases, se dedicaron a involucrar a las familias en conferencias sobre el manejo de dispositivos. «Durante estas conferencias, los maestros y asesores se conectaron con las familias para saber cómo les está yendo, para indagar sobre el estado mental y la disposición de los estudiantes para volver a participar en el aprendizaje y para evaluar qué necesitan para que sus hijos comiencen las clases remotas. Estas conferencias forman la base de una asociación entre el hogar y la escuela con el objetivo de evaluar y apoyar continuamente la salud socioemocional y el nivel de participación escolar de nuestros estudiantes», dijo la directora de Prospect Hill.

El Futuro de la educación

Si hay un aspecto que ha reforzado la crisis sanitaria del Covid-19 es el sentido de comunidad, según explican las autoridades. «Los profesores y estudiantes estamos de la mano, se ha creado una comunidad muy cercana y una gran empatía. Los padres entienden que los profesores tienen hijos y que los padres deben trabajar», dijo Santana.

Por otro lado, los niños especiales han sido de especial preocupación ante el aprendizaje online, pero ambas escuelas aseguraron que tienen equipos especializados para ayudarlos. Los funcionarios de educación estatales han alentado a los distritos a dar prioridad a que los grupos de estudiantes considerados de alto riesgo de quedarse atrás de sus compañeros de clase vuelvan al aprendizaje en persona a tiempo completo, que incluye: Eestudiantes con discapacidades y estudiantes de inglés, particularmente aquellos con necesidades más intensivas; Estudiantes cuyos padres o representantes informan que no tienen acceso a Internet confiable o un espacio de aprendizaje adecuado en el hogar (en particular, los estudiantes que experimentan inseguridad en la vivienda; Estudiantes que están significativamente atrasados académicamente,; Estudiantes que no participaron o tuvieron dificultades significativas durante los períodos previos de aprendizaje remoto, y estudiantes de pre-kindergarten a quinto grado.

El futuro de la educación es incierto, pero las autoridades consideran que se están abriendo un nuevo camino para educar. «La educación no puede parar porque es un derecho y los niños no se pueden quedar sin estudiar», aseguró la subdirectora de Brooke High School.

Recordemos que el Departamento de Educación Primaria y Secundaria de Massachusetts publicó una guía sobre el aprendizaje remoto. El comisionado de Educación Primaria y Secundaria, Jeffrey C. Riley, enfatizó que si bien los altos funcionarios de educación quieren que la mayor cantidad posible de estudiantes regresen a las aulas, el aprendizaje remoto debe ofrecerse a todos, por lo que el camino de la educación online continúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.