Activistas, líderes comunitarios y residentes salieron a las calles de Boston y Somerville el domingo 11 de octubre para pedir a las autoridades la extensión de la moratoria de desalojos en Massachusetts, que ha protegido a los inquilinos durante la pandemia.

Estas manifestaciones son parte de una serie de acciones que se llevan a cabo en todo el estado a pocos días del 17 de octubre, fecha en que expira la prohibición de desalojos.

Los activistas están aumentando la presión sobre los legisladores para que aprueben un proyecto de ley que no solo prohibiría los desalojos, sino que congelaría los alquileres durante un año después del final del COVID-19.

Este impulso en implementar protecciones a largo plazo para los inquilinos se produce cuando aumentan los temores de una segunda ola de coronavirus y los defensores de la vivienda temen que decenas de miles de desalojos en trámite puedan exacerbar la pandemia.

“Debemos prevenir esta crisis inminente de desalojos masivos. Estos serían un desastre para la salud pública: las personas terminarán propagando el virus cuando se vean obligadas a duplicarse en apartamentos o refugios abarrotados”, dijo Lisa Owens, Directora Ejecutiva de City Life / Vida Urbana en Boston, en un comunicado sobre la manifestación de la organización en el Boston Common.

Facebook

City Live/ Vida Urbana

Según la organización City Life, con base en informes recientes de U.S. Census Bureau’s Household Survey Poll y Metro Area Planning Council, 100.000 inquilinos podrían perder sus hogares en Massachusetts tras el fin de la moratoria de desalojo.

En Somerville, la organizadora Nicole Eigbrett indicó que “la gente no solo se enfrenta a inseguridades en la vivienda, también a inseguridades alimentarias. Están perdiendo a sus seres queridos. No podemos dejar que las personas se queden sin hogar durante esta crisis. Es absolutamente inaceptable desde el punto de vista moral», señala CBS Boston.

Te puede interesar: CHELSEA: Residentes protestan contra el desalojo de viviendas

Twitter

Moratoria de desalojo

El representante del estado de Massachusetts, Mike Connolly, también estuvo en el mitin de Somerville. “Con COVID-19 en aumento y el invierno a la vuelta de la esquina, eso significa que miles de personas morirán innecesariamente si no tomamos medidas para detener esto”, dijo Connolly.

La coalición Homes For All Massachusetts tiene programada una marcha hacia la casa del gobernador Charlie Baker en Swampscott el miércoles 14 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.