Este lunes 12 de octubre comenzó el proceso de confirmación a la Corte Suprema de la jueza Amy Coney Barrett, nominada por el presidente Donald Trump.

El Comité Judicial del Senado, controlado por legisladores republicanos, inició las audiencias de confirmación.

Youtube

Primera audiencia de Amy Coney Barrett

Legisladores demócratas han concentrado sus críticas en la posibilidad de que una nueva configuración de la Corte Suprema -de mayoría conservadora- elimine la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare).

Los demócratas también presentaron casos de personas beneficiadas con el Obamacare para destacar la importancia del programa. Asimismo, recordaron la petición de la jueza Ruth Bader Ginsburg de que su vacante sea ocupada después de las elecciones del 3 de noviembre.

Ted Cruz, senador republicano por Texas, dijo que los demócratas se concentran en atacar a la Administración Trump, pues la nominada presenta credenciales suficientes para asumir como jueza asociada de la Corte Suprema.

Al mismo tiempo, los republicanos recordaron que la creencia religiosa de la Coney Barrett no es determinante para definir su elegibilidad al cargo de jueza asociada.

Kamala Harris, senadora y aspirante a vicepresidenta, intervino después del receso al mediodía y criticó que se dio celeridad al proceso de confirmación de Barrett antes que acordar un paquete de ayuda para las personas y empresas ante la emergencia del COVID-19.

“Este es un proceso ilegítimo de la Comisión y permiten que proceda”, dijo Harris. “El seguro de salud asequible es demasiado popular para abolirlo en el Senado, de modo que ahora intentan hacerlo por medio de la Corte Suprema”, agregó.

Perfil de Coney Barrett

La nominación de Amy Coney Barrett como jueza asociada de la Corte Suprema de Estados Unidos supone aumentar el peso conservador en la máxima instancia judicial del país: cuyas decisiones incidirán en diversos ámbitos durante décadas.

Amy Coney Barrett tiene 48 años de edad, es madre de siete hijos y miembro de la iglesia People of Praise. Además desarrolló su carrera como jurista con buen desempeño académico y profesional. Actualmente es jueza federal.

La nominada es conocida por defender las políticas en contra del aborto y rechazar el Obamacare.

Recomendamos leer: ESPECIAL | Nominación de la jueza Coney Barrett: Un giro hacia el conservadurismo

Aunque se define a sí misma como una fiel católica, ha asegurado que su creencia no influiría en el desarrollo de sus actividades como jueza. Destaca que en junio apoyó la regla de “carga pública”, que aplica a los migrantes que reciben ayudas del Estado.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.