La Ciudad de Chelsea, a través de su Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario y el Departamento de Leyes, está lanzando una Clínica Legal de Vivienda para ayudar a los residentes que enfrentan desalojos u otros problemas de vivienda cuando la moratoria de desalojo está a punto de expirar.

Debido al nuevo brote de coronavirus, los residentes de Chelsea se enfrentan a graves dificultades económicas. Chelsea ya es una ciudad bastante vulnerable a los problemas de seguridad de la vivienda. Por lo tanto, en cooperación con socios comunitarios, se decidió subsidiar una clínica legal de vivienda para ayudar a los residentes con diversos problemas de vivienda, que van desde la mediación con el propietario hasta la prestación de servicios para los procedimientos de desalojo.

En vista de que el levantamiento de la moratoria estatal de desalojos está fijado para el 17 de octubre, la ciudad de Chelsea está preocupada por una crisis de desamparo masivo. Incluso con la moratoria en vigor, los residentes con arreglos de vivienda menos formales, como las sub-cartas, ya están siendo obligados a abandonar sus hogares o están sujetos a un acoso persistente. Las razones más comunes son la imposibilidad de pagar el alquiler y las disputas causadas por vivir en lugares cerrados durante la orden de quedarse en casa. A medida que el COVID-19 continúa propagándose en la comunidad, los arrendatarios y propietarios que anteriormente estaban contentos por tener un inquilino, ahora están cada vez más preocupados por tener más personas en el hogar.

Te puede interesar: BOSTON: Marcha para exigir licencias de conducir para indocumentados

La Ciudad ha firmado un contrato con Chelsea Legal Services, Inc. (CLS), organización sin fines de lucro de servicios legales con sede en Chelsea, dirigida por el abogado Mark C. Rossi. El contrato financiará a CLS para expandir sus servicios legales gratuitos y de bajo costo en el sector de la vivienda para los residentes de Chelsea.

Rossi y su equipo ofrecerán servicios legales en inglés y español y utilizarán servicios de interpretación para ayudar a los hablantes de otros idiomas. Los residentes de Chelsea pueden llamar a la línea de admisión de la región este 617-603-1700 para una consulta inicial y para programar una cita. CLS se coordinará estrechamente con los Servicios Legales del Gran Boston, el Proyecto de Abogados Voluntarios, el Tribunal de Vivienda de Chelsea y las organizaciones comunitarias locales.

Chelsea Legal Services, Inc. espera llegar a la mayor cantidad posible de residentes, incluidos aquellos que no cumplen con los estándares de elegibilidad de ingresos con otros proveedores de servicios o que buscan asistencia legal para otros problemas. Para obtener mayor información sobre Chelsea Legal Services puedes visitar chelsealegalservices.org

El jueves 1 de octubre de 2020 se llevará a cabo una conferencia de prensa en vivo en Chelsea City Hall, donde las autoridades contarán todos los detalles del proyecto.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.