Este martes, el senador Mitt Romney anunció que seguirá «la Constitución y los precedentes al considerar al nominado del presidente. Si la nominación llega al pleno del Senado, planeo votar según sus calificaciones», en mención a que el Senado someta a votación la nominación que el presidente Donald Trump hará para buscar remplazo a la fallecida Ruth Bader Ginsburg.

El anuncio del republicano, que hizo a través de Twitter, se traduce en el primer paso a lo que será seguido por la nominación que se espera formule Trump este sábado.

La decisión sería clave, pues los republicanos son mayoría en el Senado, dueños de 53 escaños, y donde solo dos de sus integrantes se negarían a que Trump nomine a un nuevo magistrado para la instancia.

Del lado demócrata, esperarían a un llamado después de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, cita a la que el mandatario llega por detrás de su rival de turno, Joe Biden, en las más recientes encuestas.

Así, los demócratas necesitarían que al menos cuatro republicanos se opongan a la propuesta para impedir la confirmación.

Lindsay Graham, presidente de la comisión judicial del Senado, señaló la noche del lunes a Fox News que el nominado «tendrá el apoyo de cada republicano en la comisión judicial. Tenemos los votos para confirmar al juez en el pleno del Senado antes de las elecciones y eso es lo que viene».

Uno de los nombres que suena para remplazar a Ginsburg es Amy Coney Barrett. La jueza se habría reunido con Trump la noche del lunes, según informó USA Today.

Se espera que el republicano se reúna con otros candidatos esta semana.

Mientras esto sucede, los republicanos del Senado deberán decidir cuándo realizar la votación. Mark Meadows, jefe del gabinete de la Casa Blanca, indicó a Fox News que el líder de la bancada, Mitch McConnell, no ha tomado una decisión sobre cuándo hacer el proceso.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.