La polémica sobre el abuso del poder por parte de la policía en Estados unidos fue alimentada luego de que un oficial hiriera a un joven autista de 13 años en Utah, mientras su madre pedía ayuda cuando el joven sufrió un episodio de alteración mental.

Linden Cameron es el nombre del muchacho afectado. De acuerdo con información de la agencia de noticias AFP, su madre, Golda Barton, llamó al 911 para pedir asistencia.

En una declaración a la cadena KUTV, la mujer les dijo «está desarmado, no tiene nada, solo se enfada así y comienza a gritar. Es un niño tratando de llamar la atención».

Una vez los uniformados arribaron al sitio, el joven salió corriendo; sin embargo, la persecución fue disparado varias veces por un agente.

«Durante una corta persecución a pie, un oficial disparó su arma y alcanzó a esa persona», confirmó a los medios el sargento de Salt Lake, Keith Horrocks. El muchacho «fue transferido al hospital en estado grave».

Según AFP, el menor de edad ingresó a un centro de salud con lesiones en el hombre, los tobillos, la vejiga y los intestinos.

«Es un niño pequeño, ¿por qué no solamente lo tumban?», comentó llorando la madre del chico.

En el informe de los funcionarios de seguridad, Cameron era considerado una persona sospechosa de cometer «amenazas con un arma» hacia varios de sus conocidos; no obstante, Horrocks indicó que en sitio no se encontraron armas.

Estados Unidos ha estado marcado este año por protestas en acciones contra el racismo.

El 25 de mayo, un agente de la policía de Minneapolis arrestó a George Floyd, afroamericano que pagó con un billete falso en una tienda. Durante el procedimiento, el uniformado apoyó por más de ocho minutos su rodilla sobre el cuello del delincuente, quien, a pesar de señalar que no podía respirar y frente al reclamo de testigos, murió en el sitio. El asesinato desató una serie de protestas en todo el país, la mayoría pacíficas, exigiendo igualdad y justicia.

El 20 de agosto, en Kenosha, Wisconsin, Jacob Blake recibió múltiples balazos a quemarropa por parte de un oficial en una acción que dejó varias preguntas en el aire y con algunas hipótesis sobre el hecho.

Más recientemente en Nueva York se reveló el video de la aprehensión de un hombre con problemas mentales, quien estaba desnudo en la calle y estaba siendo buscado por su familia cuando la policía lo arrestó y le colocó una bolsa de tela en la cabeza. El hecho, ocurrido en marzo y sacado a la luz en las últimas semanas, mostró a los agentes presionarlo contra el suelo. Minutos después, Daniel Prude perdió el conocimiento y fue auxiliado; sin embargo, murió una semana después.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.