El regreso a clases en este inicio de año escolar ha sido diferente al de otros años, debido a los cambios que se han tenido que incorporar para lograr seguir las medidas de seguridad que son necesarias para detener el riesgo de contagio del COVID-19.

Los estudiantes latinos que atienden Bunker Hill Community alcanzan un 27 por ciento, de acuerdo con Data USA, por lo tanto los estudiantes hispanos que planean atender esta universidad deberán de estar preparados para los cambios que conlleva este semestre.

La directora de relaciones públicas de Bunker Hill Community, Karen Norton, dijo que este año escolar las clases en esta universidad serán un 75% en línea y un 25% en persona.

“Nos hemos dedicado todo el verano a entrenar a nuestros profesores para dar clases en línea, para que se sintieran cómodos enseñando de una manera remota”, dijo Norton.

Hay ciertas clases que por su naturaleza no se pueden enseñar por internet y requieren la presencia física del estudiante, algunas de estas clases son: gastronomía, enfermería, ciencia y química.

“Hay alumnos que regresaron este verano para terminar su último semestre, y esto nos ayudó a que tuviéramos la oportunidad de ver cómo funciona nuestro inicio de semestre”.

Norton también dijo que, para las clases presenciales, se asegurará que los salones no tengan más de 10 estudiantes y el uso de la mascarilla durante clases será obligatorio.

Cada persona que entre a la institución pasará por un check-in, tanto estudiantes como profesores y personas de limpieza. Al mismo tiempo se harán cumplir las regulaciones de distanciamiento recomendadas por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades.

María García, de 21 años, empezará su primer año de universidad en Bunker Hill Community y a pesar de las dificultades que la pandemia ha causado, le emociona la idea de ir la universidad y conocer gente nueva.

“Yo espero que hacer amistades nuevas y conocer gente diferente sea posible, porque temo que habrá gente que lo último que quiere es socializar”.

García dice que las actividades sociales en las que siempre pensó ser parte de no serán las mismas que antes y eso puede que afecte su experiencia universitaria, ya que será diferente a la de sus hermanos.

“Mis hermanos mayores dicen que la universidad no será igual sin reuniones o fiestas, y a mi me preocupa que no se podrán juntar grupos ni de estudio, y yo en la high school fui una estudiante muy social, me gustaba ser parte de muchos grupos y hablarme con mucha gente, pero dudo si esto es algo que podré volver a hacer”.

Arturo Mendoza de 24 años, regresará a Bunker Hill Community este semestre y dice que para él la transición de clases en persona a clases en línea ha sido un poco difícil pero que él intenta enfocarse en poder continuar con sus estudios.

“No ha sido nada sencillo para mi poder acabar una carrera, y esta vez pase lo que pase estoy determinado a lograr graduarme como ingeniero informático”.

Mendoza planea en el futuro entrar al Instituto de Tecnología Wentworth para estudiar ingeniería informática y software.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.