El senador Edward J. Markey ganó las primarias demócratas para el Senado este martes, tras vencer al representante Joseph P. Kennedy III.

“Markey, quien llevó a Kennedy del 56 al 44 por ciento, con el 79 por ciento de los distritos electorales reportados”, logró esta victoria gracias a los votos de los jóvenes activistas progresistas, quienes apoyaron desde el inicio de su campaña, su trabajo ambientalista, reseñó el Globe.

El senador de 74 años de edad ganó en unas primarias inusuales, en las que se emitieron casi un millón de votos antes del día de las elecciones, debido a la pandemia de coronavirus.

Markey subió al escenario alrededor de las 11 p.m. acompañado de su esposa, Susan Blumenthal para emitir su primer discurso, en el agradeció el apoyo de los jóvenes votantes y comentó haberse comunicado con el representante Joseph P. Kennedy III antes de subir a dar sus impresiones sobre las elecciones. Además comentó haberse comprometido a hablar y trabajar con Kennedy para hacer posible el cambio que sabe que ambos están buscando para Massachusetts.

Twitter

Primer discurso de Markey

“Esta noche es más que la celebración de una elección, es la celebración de un movimiento. Gracias a los miles de partidarios de base que se organizaron en torno a los principios en los que creemos. No podríamos haberlo hecho sin ustedes”. «Gracias por creer en mí, porque yo creo en ustedes”, dijo Markey luciendo un traje oscuro y sus icónicas zapatillas de baloncesto Nike Air Revolution. «Si seguimos creyendo juntos, puede que mis tenis duren otras ocho semanas en la campaña», bromeó Markey.

Haciendo un repaso de los temas que trató durante su campaña, Markey dijo: “Adoptamos posturas progresistas sin pedir disculpas a nadie. Nunca parpadeamos… Dejamos en claro que preferíamos perder luchando por lo que creemos que en encontrar un punto medio”.

Markey afirmó que «ninguna solución a ningún desafío tendrá éxito» a menos que se aborde el cambio climático, un tema que lo acompañó desde el inicio de su campaña y que movió el voto de los jóvenes progresistas. Argumentó que su victoria primaria reafirmó esa necesidad.

«No habrá paz, ni justicia, ni prosperidad a menos que detengamos la marcha hacia la destrucción del clima», dijo Markey. «Este es un asunto de vida o muerte. El futuro mismo de nuestra civilización depende de ello. No hay tiempo para hacer simplemente lo que podamos. No hay tiempo para comprometer la amenaza existencial de nuestro tiempo. Debemos aprobar un Nuevo Acuerdo Verde», reseñó Boston.com.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.