Click here to read this story en english by WBUR

Es una tarde lluviosa afuera del ayuntamiento de Chelsea, y el representante Joe Kennedy intercambia saludos con un partidario de la República Dominicana.

Kennedy pasó un tiempo en Peace Corps desde 2004 hasta 2006. Incluso tiene acento dominicano. Usa su conexión con la isla para tratar de conectarse con los más de 130.000 dominicanos que viven en el estado.

Pero la organizadora comunitaria y emprendedora tecnológica Claritza Abreu, que nació en la República Dominicana y ahora vive en Randolph, cree que el nombre de Kennedy es el mayor atractivo.

«Crecí con un póster de John F. Kennedy en nuestro salón», dice Abreu. «Mi padre era un fan de él y sus padres. Así que todos los dominicanos tienen esta maravillosa admiración por la familia Kennedy».

Sin embargo, Abreu dice que apoya a Markey, y no sólo porque él es mejor en temas latinos.

«La mayoría de los latinos… están preocupados por la inmigración, por ejemplo… pero muchos estamos preocupados por la economía. Nos preocupa el medio ambiente”.

«Lo que queremos es alguien que tenga… experiencia para luchar y ganar en los asuntos que nos preocupan”.

En Springfield, la integrante del comité escolar María Pérez apoya a Kennedy. Dirige un grupo de base llamado Mujeres a la Vanguardia. Para Pérez, Kennedy ha estado más presente en la comunidad.

«Una de las cosas que más me ha atraído ha sido la participación de Kennedy con la gente», dice. «Ha venido aquí y ha mostrado interés y preocupación – es el único candidato al Senado que ha mostrado interés por todas nuestras inquietudes”.

Los analistas afirman que el enfoque en los votantes latinos no tiene precedentes en Massachusetts. Ambas campañas cuentan con múltiples empleados encargados de dirigirse a los latinos y han intercambiado ataques sobre temas como la inmigración y la crisis de la deuda de Puerto Rico.

Ramón Soto es el director estatal de Latinx para la campaña de Kennedy. Él dice que la campaña «absolutely believes» del grupo podría ser el factor decisivo en esta carrera.

«Aunque el apoyo a Joe es fuerte… el voto latino no siempre es consistente el día de las elecciones», dice Soto. «Así que tuvimos que asegurarnos de que teníamos un esfuerzo concertado, no sólo en los mensajes, sino también en la organización».

Del lado de Markey, el consultor Doug Chavez dice que han ajustado su estrategia teniendo en cuenta el coronavirus – en lugar de llamar a las puertas, se trata de una estrategia mediática para llegar a la gente de otra manera.

«Estamos presionando mucho en las redes sociales, en los medios étnicos … tenemos muchos bancos de teléfonos latinos en marcha, bancos de mensajes de texto en marcha … Así que estamos presionando mucho en todos esos frentes», dice Chávez.

Tanto Markey como Kennedy han desplegado listas de funcionarios electos latinos que los apoyan, a nivel local y nacional.

El abogado Adrián Velázquez hizo un trabajo de divulgación para Markey cuando se postuló por primera vez para el Senado en 2013, aunque no ha elegido un bando en esta carrera. Dice que Markey y Kennedy están cambiando el modelo de las campañas en Massachusetts.

«Para avanzar en cualquier otra campaña, tienen que mirar a la comunidad latina como parte de su estrategia», dice Velázquez. «Y creo que cualquier estrategia ganadora tiene que incorporar eso».

Este mensaje coincide con el de Michael Goodman, un veterano agente político que ayudó al alcalde Marty Walsh a llegar al cargo, en gran parte gracias al voto latino.

«Esta es la primera carrera en todo el estado que dice: ‘Tenemos que identificar a las personas [latinas] tal como lo hacemos con las mayores, las educadas, al igual que los sindicalistas'», dice Goodman. «Quiero decir, es sólo otra pieza del rompecabezas».

Ese pedazo del rompecabezas podría incluso decidir las primarias del martes. Pero la gran pregunta es cuántos latinos acudirán a votar.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.