En una rueda de prensa celebrada este miércoles 9 de abril, el alcalde de Boston, Marty Walsh, anunció que un total de 12 entidades bancarias y grandes prestamistas de viviendas de la ciudad, ofrecerán tres meses de pagos hipotecarios diferidos para propietarios que demuestren que se han visto afectados financieramente por la pandemia del Covid-19.

El funcionario detalló que los bancos se comprometieron a no cobrar cargos por el atraso de pagos, ni a informar a las agencias de crédito por los impagos. Asimismo, añadió que no será una obligación que los pagos diferidos de la hipoteca se cancele en una suma global. Para esto, informó que habrá un plan de pago flexible con las entidades.

“Ninguna persona debería tener que preocuparse por perder su hogar en este momento. Durante estos tiempos de incertidumbre global, los propietarios e inquilinos en Boston pueden estar seguros de que estamos haciendo todo lo posible para ayudar a aliviar la carga provocada por esta pandemia y darles la flexibilidad que tanto necesitan”, manifestó Walsh.

El alcalde de Boston agradeció a los socios prestamistas “que se han puesto al frente para satisfacer las necesidades de nuestros residentes durante este tiempo, y animo a otros a seguir su ejemplo. Ahora más que nunca, tenemos que trabajar juntos para asegurarnos de mantener a las personas en sus hogares”.

Dentro de los anuncios, Walsh señaló que se acordó el objetivo de aprobar los aplazamientos en un lapso de 21 desde que cada persona realice su respectiva solicitud.

Los 12 prestamistas que ofrecerán este alivio a los propietarios incluyen a Bank of America, Boston Private, Cambridge Trust Company, Century Bank, Citizens Bank, City of Boston Credit Union, Dedham Savings Bank, Eastern Bank, Mortgage Network, Inc., Prime Lending , Salem Five Bank y Santander Bank.

A inicio de semana, el alcalde extendió la fecha de vencimiento del pago de impuestos a la propiedad del 1 de mayo al 1 de junio. Esta medida ayudará a unos 94.000 propietarios de viviendas de Boston durante la crisis financiera generada por la llegada de la pandemia.

La ciudad de Boston también está renunciando a los intereses sobre el impuesto a la propiedad atrasado y los pagos de impuestos especiales sobre vehículos motorizados que debían pagarse originalmente después del 10 de marzo. Los residentes tendrán un período de gracia, sin recargos por mora, hasta el 30 de junio. El alcalde también extendió la fecha de vencimiento para residenciales y personales exenciones de impuestos del 1 de abril al 1 de junio.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *