El pasado viernes, se pudo conocer que uno de los miembros del personal de la oficina del vicepresidente Mike Pence, dio positivo a la prueba del coronavirus.

La portavoz del vicepresidente norteamericano, Katie Miller, indicó que hasta la fecha se está realizando un seguimiento de contactos adicionales, de acuerdo con las pautas de los centros de cuidado.

El jefe de personal de Pence, Marc Short, indicó este sábado que el miembro del personal diagnosticado con el coronavirus se encuentra en recuperación y cuenta con síntomas muy leves.

Indicó que el contagiado presentó síntomas similares al resfriado durante aproximadamente un día y medio, obteniendo los resultados de las pruebas, el jueves por la noche, afirmando además que el empleado no estuvo en la oficina los días martes, miércoles, jueves o viernes.

Short también dijo que la oficina del vicepresidente ha tomado más precauciones y que la oficina del médico de la Casa Blanca le dio orientación a las personas con las que estaba interactuando antes de confirmarse su contagio.

También afirmó que es probable que, dentro de las medidas que implementen, algunos miembros del personal sean obligados a cumplir con las cuarentenas y quedarse en casa.

Pence ha sido la persona clave de la administración Trump para coordinar la respuesta del gobierno a la pandemia de coronavirus.

El miembro del personal es el caso confirmado más cercano a Pence que se conoce públicamente, no es su primer roce potencial con el virus.

Al menos dos personas dieron positivo por el coronavirus después de asistir a la Conferencia de Políticas del Comité de Asuntos Públicos de Israel en Washington, a la que asistieron Pence, así como varios legisladores y asistentes.

Tanto Pence como el presidente Donald Trump asistieron a la Conferencia de Acción Política Conservadora el mes pasado, donde un asistente de alto perfil también dio positivo por coronavirus . Las interacciones con ese asistente enviaron a varios legisladores republicanos a la cuarentena en las semanas posteriores a la conferencia.

No existe ningún tipo de indicio acerca de que Trump o Pence se hayan reunido o estén muy cerca del asistente después de asistir a la conferencia, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado a principios de este mes.

El vicepresidente ha mantenido relaciones fluidas con los gobernadores demócratas de los estados afectados por el virus.

El gobierno federal aún no tiene un control sobre la escala de la pandemia en los Estados Unidos.

Hospitales están comenzando a expresar serias preocupaciones sobre la escasez de equipos médicos cruciales y necesarios; desde equipos de protección hasta ventiladores.

Los casos recientes en Capitol Hill han aumentado el temor a la propagación comunitaria del coronavirus entre los políticos de Washington.

El miércoles, dos miembros del Congreso, el representante demócrata Ben McAdams de Utah y el representante republicano Mario Díaz-Balart de Florida, anunciaron que habían dado positivo por el virus.

La semana pasada, un empleado de la oficina de la senadora Maria Cantwell, demócrata de Washington, dio positivo por el virus en el primer caso conocido públicamente de un miembro del personal del Congreso con la enfermedad.

Al menos 29 miembros del Congreso se han puesto en cuarentena , incluido el representante republicano Mark Meadows de Carolina del Norte y nuevo jefe de gabinete de Trump de la Casa Blanca.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.