Dos mujeres de Revere enfrentan cargos por un supuesto ataque sin provocación contra una madre y su hija que estaban hablando español en Maverick Square de East Boston, según informó la oficina de la Fiscal del Distrito de Suffolk, Rachael Rollins, en un comunicado enviado en español.

Jenny Leigh Ennamorati, de 25 años, está acusada de dos cargos de asalto y agresión, dos cargos por delitos graves al violar los derechos constitucionales provocando heridas corporales, y un cargo de asalto y agresión con un arma peligrosa al usar un calzado de pie. Por su parte, Stephanie M. Armstrong, de 25 años, está acusada de dos cargos de asalto y agresión y dos cargos por delitos graves al violar los derechos constitucionales provocando heridas corporales. Estos cargos están conectados con el ataque que ocurrió el 15 de Febrero del 2020 contra una mujer de 46 años y su hija de 15 años, las cuales viven en East Boston.

Tanto las víctimas como cada testigo alegan que sin provocación, Ennamorati y Armstrong empezaron a gritarles a la madre y su hija y luego las atacaron físicamente porque estaban riéndose y hablando en español.


– Captura

Captura

ATAQUE. La Sra. Vásquez se encontraba con su hija cerca de la estación Maverick cuando sin razón alguna, fueron «brutalmente asaltadas»

«El odio y la intolerancia no pertenecen al Condado de Suffolk. El sentido de derecho y privilegio que estas acusadas deben haber sentido para decir estas palabras de odio y racismo, y luego atacar físicamente a una madre y a su hija por reírse y hablar español, es indignante y reprensible. En el condado de Suffolk respetamos y protegemos a todos, sin importar el Dios que adoras, a quién amas, cómo te identificas, el idioma que hablas, tu estatus migratorio o tus habilidades físicas y mentales. Todos son bienvenidos aquí. Todos merecemos dignidad y respeto. Todos merecen sentirse seguros”, proclamo la fiscal Rollins.

“Mi Oficina le solicitó a la Unidad de Derechos Civiles del Departamento de la Policía de Boston que investigue el asunto. El aumento de los crímenes de odio es completamente inaceptable. Tomo estas acusaciones muy en serio y personalmente vigilaré este procedimiento a cada paso».

La madre y su hija buscaron tratamiento médico. Ennamorati y Armstrong les dijeron a los policías que habían estado bebiendo y que estaban comportándose agresivamente.

La Fiscal Rollins dijo: “Quiero reconocer y personalmente agradecerle a las personas que presenciaron este ataque y que intervinieron para ayudar». Queremos destacar como algo positivo también, que este comunicado fue enviado a los medios en español.

Ennamorati y Armstrong deben presentarse en el Tribunal de East Boston el 9 de marzo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.