Trump planea revocar esta semana el derecho de larga data de California de establecer estándares más estrictos de contaminación del aire para automóviles y camiones ligeros, el último plan en una amplia campaña por acabar con las políticas de Obama, dirigidas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La medida amenaza con poner en marcha una batalla legal masiva entre California y el gobierno federal, hundiendo a los fabricantes de automóviles en un prolongado período de incertidumbre y creando confusión en el mercado automotriz.

El Organismo de Protección del Medio Ambiente se negó a formular observaciones al respecto. Pero en un discurso dado este martes ante la Asociación Nacional de Distribuidores de Automóviles, el administrador de la EPA, Andrew Wheeler, dejó claras sus intenciones.

“Aceptamos el federalismo y el papel de los estados, pero el federalismo no significa que un estado pueda dictar normas para la nación”, denunció.

Ya son 13 los estados que se han comprometido a adoptar las normas de California si se apartan de las del gobierno federal, al igual que varios de los principales fabricantes de automóviles.

“Mientras que la Casa Blanca ha abdicado de su responsabilidad con el resto del mundo en la reducción de emisiones y la lucha contra el calentamiento global, California ha aumentado”, explicó el gobernador Gavin Newsom. Agregando que esta “Es una medida que podría tener consecuencias devastadoras para la salud de nuestros hijos y el aire que respiramos, si California se rindiera. Pero no lo haremos”.

Declaraciones que fueron ampliadas en una entrevista realizada por la cadena CNN y luego trasmitida a través de su cuenta de Twitter, desde donde colocó: “La realidad es que California está superando al gobierno federal: Ejecutando excedentes récord mientras que Trump ejecuta un déficit récord. Cumplimos nuestros objetivos climáticos a la vez que expandimos nuestra economía. Somos la respuesta progresiva a un presidente transgresor, y lo está volviendo loco”.

Twitter

Gobernador Gavin Newsom

Haciéndose eco del gobernador, el Procurador General del estado, Xavier Becerra, quien ha demandado a la administración Trump en una serie de asuntos, prometió regresar a la corte, diciendo que los estándares de autos limpios de California son “alcanzables, basados en la ciencia y una bendición para las familias estadounidenses trabajadoras y la salud pública”.

Twitter

Procurador General – Xavier Becerra

Traducción libre de The Washington Post

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.