El presidente Donald Trump buscó tranquilizar a sus partidarios sobre el estado de la economía de Estados Unidos.

«Si me aman o me odian, igual tienen que votar por mi», dijo el mandatario a los seguidores de un acto en New Hampshire, un estado que espera cautivar de cara a las elecciones de 2020.

A los seguidores allí les dijo que su seguridad financiera depende de su reelección. Trump desestimó los crecientes temores sobre la economía de EE.UU. y una caída de 3% el miércoles en el promedio industrial Dow Jones, que fue impulsado por una desaceleración de la economía global y un desarrollo en el mercado de bonos que ha predicho recesiones anteriores.

Evitar una recesión económica es fundamental para las esperanzas de reelección de Trump. «Estados Unidos en este momento tiene la economía más caliente que en cualquier parte del mundo», dijo el presidente estadounidense.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.