Nueve personas murieron y otras 26 resultaron heridas este domingo por la mañana en un tiroteo en Dayton, Ohio, según informaron las autoridades, aumentando el número de muertos en una semana sombría de tiroteos masivos en todo Estados Unidos.

El presunto tirador, que hasta el momento no ha sido identificado, también falleció en el hecho.

El ataque se produjo menos de un día después de que un hombre con un arma de asalto matara a 20 personas en El Paso y una semana después de que un pistolero disparara contra un festival del ajo en Gilroy, California, matando a tres personas, entre ellas a un niño de 6 años e hiriendo a 12 más.

Con el país todavía en duelo, el alcalde de Dayton, Nan Whaley, señaló que la tragedia de Dayton era solo la última.

“Como alcalde, éste es un día que todos tememos que suceda”, declaró en una conferencia de prensa este domingo. Agregando que lo que ha sucedido “Ciertamente lo que es muy triste cuando he recibido mensajes de ciudades de todo el país es que muchos de nosotros hemos pasado por ello”.

El tiroteo destrozó una típica fiesta de fin de semana de verano en el Distrito de Oregón de Dayton, fuera de la cuadra 400 de East 5th Street y en medio de una animada vida nocturna de bares y restaurantes, según las autoridades.

La policía dijo que los agentes pusieron fin a la violencia “rápidamente” disparando al sospechoso, que comenzó a disparar a la 1:07 a.m.

Con información de The Washington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.