Cada año, los departamentos de salud estatales reportan a los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) cerca de 30.000 casos de enfermedad de Lyme. Sin embargo, en 2017 se duplicó la cifra, cuando hubo más de 42.000 casos confirmados y posibles de Lyme informados a los funcionarios federales de salud, incluyendo 321 casos confirmados en Massachusetts y 89 casos posibles.

A medida que el clima se calienta, los árboles crecen y las flores florecen, también se reproducen las garrapatas. Muchas especies diferentes de estos pequeños arácnidos se encuentran en todo el mundo, pero solo algunas de ellas pican y transmiten enfermedades: la garrapata del perro estadounidense, la garrapata de patas negras (también conocida como garrapata del venado), la garrapata marrón del perro, garrapata de la Costa del Golfo, la garrapata estrella solitaria y la garrapata de patas negras del oeste.

Aunque las garrapatas de patas negras son las que específicamente transmiten la enfermedad de Lyme, es también importante tener precaución con el resto de las especies puesto que también son portadoras de virus.

La tularemia y la fiebre delas montañas rocosas, enfermedades contagiadas por la garrapata del perro americano, pueden ser mortales. La Anaplasmosis y Borrelia miyamotoi, transmitidas también por la garrapata de patas negras, pueden dejar al paciente con fiebre, escalofríos y dolor de cabeza.

La prevención debe ser la primera herramienta para enfrentar estos bichos. Los CDC recomiendan tratar su ropa, zapatos y equipo de campamento con permetrina. Otra opción es aplicarse un repelente de insectos registrado por la Agencia de Protección Ambiental y evitar las zonas boscosas o con hierba alta. Otra medida es revisar la ropa y los animales al entrar a casa y ducharse poco tiempo después.

Cuando las garrapatas llegan al humano, se esconden debajo de los brazos, dentro y alrededor de las orejas, en el ombligo, el área de la ingle, la parte posterior de las rodillas e incluso alrededor del cabello.

Si encuentras una garrapata en tu cuerpo, retírala lo antes posible con unas pinzas de punta fina. Asegúrate de halar hacia arriba con una presión constante y uniforme para asegurarte de que el insecto se desprenda completamente. Una vez que esté fuera, limpia el área de la picadura con alcohol o jabón y agua.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.