Los migrantes hondureños que se dirigen a Estados Unidos a pie instalaron campamentos improvisados en Tapachula, una ciudad fronteriza el sur de México, tras superar la frontera con Guatemala hacia ese país.

Los miembros del grupo pasaron la noche en espacios públicos bajo fuertes precipitaciones. Rechazaron la oferta de las autoridades de trasladarlos a un refugio por temor a ser deportados, reseñó Reuters.

El presidente Donald Trump ha presionado a los países centroamericanos para que detengan el avance de los migrantes; además, amenazó con cerrar su frontera sur con el Ejército estadounidense para controlar el ingreso a su país.

Los migrantes buscan refugio de la pobreza y la violencia en Honduras, afirman que llegarán a Estados Unidos para solicitar refugio.

Con información de Reuters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.