Con más de un año de antelación, la senadora Elizabeth Warren ya anunció su intención de postularse para un segundo mandato en el Senado como representante de Massachusetts, preparándose para participar en las elecciones de 2018, que algunos dicen que podría impulsarla a la Casa Blanca en 2020.

En una carta a sus seguidores obtenida por The Boston Globe y publicada este viernes, Warren se refiere al triunfo ampliamente inesperado del presidente electo Donald Trump, escribiendo: «esta no es la pelea que esperábamos pelear».

«La gente de Massachusetts no me envió a Washington para no hacer nada mientras que Donald Trump y su equipo de multimillonarios, fanáticos y banqueros de Wall Street aplastan a la gente trabajadora de nuestra Commonwealth y de todo este país», escribió. «Este no es el momento de renunciar».

Los senadores de Massachusetts son elegidos para un mandato de seis años. Warren ocupó el cargo por primera vez tras derrocar al senador republicano Scott Brown en 2012.

Hasta ahora, el único oponente potencial declarado que Warren podría enfrentar es el ex estrella de los Medias Rojas y conservador Curt Schilling, un partidario de Trump que ha dicho que está considerando postularse al Senado en 2018.

Si Warren gana la reelección, eso no impide que se presente como candidata a la presidencia en 2020, como muchos observadores esperan que haga. Warren fue una fuerte voz de izquierda durante las campañas políticas de este año, lo que la ha llevado a figurar en casi todas las listas de posibles de contendientes cuando los demócratas intenten retomar la Casa Blanca en cuatro años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.