El proyecto de extensión de la Línea Verde, clave en el desarrollo de las ciudades de Cambridge, Somerville y Medford, se enfrenta a un «déficit presupuestario fundamental» de hasta $1000 millones de dólares, y funcionarios estatales han dicho que inclusive podría cancelarse, según ha reportado el Boston Herald.

Las proyecciones presupuestarias, que estaban alrededor de $2000 millones de dólares, ahora se sitúan entre $2700 y $3000 millones, según revelaron esta semana los funcionarios estatales.

Las autoridades han dicho que ahora están buscando maneras de reducir los costos o de cerrar la brecha presupuestaria con otros fondos, o alguna combinación de ambas opciones. El estado probablemente necesitará nueva financiación de bonos para cumplir con todos los costos.

El proyecto, que estuvo por años en la etapa de planificación, fue diseñado para extender el servicio existente de la Línea Verde de la MBTA desde Lechmere, en East Cambridge a Union Square en Somerville y College Avenue en Medford.

El dinero federal está programado para cubrir alrededor de $1000 millones de dólares del proyecto, pero el gerente general Frank MBTA DePaola admitió que si el Estado no encuentra una «manera razonable de financiar el déficit presupuestario, el proyecto podría suspenderse».

«Todo está sobre la mesa, incluyendo la cancelación del proyecto. Aunque eso no es lo que queremos hacer», dijo la Secretaria de Transporte Stephanie Pollack.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *