Es una práctica común en el negocio de gestión de viviendas, que los propietarios cobren ciertas cuotas a los inquilinos al mudarse, como por ejemplo un «application fee», o una cuota por tener mascotas. Esta práctica, sin embargo, es ilegal en Massachusetts, según publica el abogado Cole Young.

A finales del año pasado, la Corte Federal para el estado de Massachusetts dictaminó que la empresa Equity Residential Management violó MGL 186 § 15B cuando obtuvo de los inquilinos un «application fee», «moving fee», «amenitie fee» y «pet fee». Bajo la normativa MGL 186 § 15B, al propietario sólo se le permite cobrar como cargos iniciales a un inquilino:

(1) Alquiler del primer mes;

(2) Alquiler del último mes;

(3) Depósito de seguridad igual a la renta del primer mes;

(4) la compra y coste de la instalación para una llave y la cerradura.

Aunque la MGL 186 § 15B no prohíbe explícitamente las tasas de solicitud o «broker fee», sí se especifica que «ningún arrendador podrá exigir al inquilino o futuro inquilino pagar cualquier cantidad por encima de los cuatro cargos permisibles mencionados en el estatuto».

Los «application fees» son legales cuando se deducen del primer mes de la renta. Si no eres aceptado, la agencia o propietario debe regresarte lo que hayas pagado.

Un usuario de Reddit, comentó en relación con este artículo:

That’s actually kind of nice to know but I do not expect to not be charged application fees when looking at prospective apartments going forward. I would imagine if I cite this my application would just magically end up being rejected.

Hay un video que explica un poco más sobre el tema:

http://doubledaylaw.com/can-massachusetts-landlord-charge-application-fee/

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *