El reportero Chris Mortensen, un periodista de ESPN con más de 20 años de experiencia reportó el 26 de enero una controversial noticia acerca de los balones del equipo favorito de Nueva Inglaterra, Los Patriots. En el reporte se dice que fueron encontrados 12 balones desinflados por debajo del peso requerido por la NFL. Esta información llegó a Mortensen mediante un reporte de la NFL. El reporte es falso y la noticia no ha sido desmentida ni por la liga ni por el reportero en cuestión.

El programa matutino transmitido por la WEEI 93.7 FM Boston, tenía planeada una entrevista con Mortensen el pasado viernes 31 de julio. El periodista no asistió al encuentro pero les envió un correo electrónico diciendo:

“I will not allow WEEI [Robert] Kraft or anybody to make me the centerpiece of a story that has been misreported far beyond anything I did in the first 48 hours. Maybe when the lawsuit is settled, in Brady’s favor, I hope, we can revisit. Don’t call.”-

Mortensen dejó bien claro que él no permitiría que el reporte se convierta en el “centro de atención de la investigación” ni que el dueño de Los Patriots o la WEEI 93.7 FM Boston lo culpen directamente a él cuando su artículo tomó como fuente lo que inicialmente vino de un reporte de la NFL.

El pasado 3 de agosto, el mismo reportero fue entrevistado en el programa de Dan Le Batard un periodista cubano-americano de ESPN Radio. La entrevista fue ciertamente muy cómoda para él ya que se sintió en casa y Batard es su colega. Cuando le preguntaron la identidad de la persona que le dio acceso al famoso reporte, la respuesta de Mortensen fue que el no daría esa información ya que la persona responsable del reporte se la dio en forma confidencial.

Con el mismo valor que tuvo en “desinflar” las pelotas de Los Patriotas y desenfocar el campeonato del equipo ¡Mortensen tiene que dar la cara a los fanáticos de Nueva Inglaterra y no esconderse bajo el nombre de ESPN! Por si fuera poco, se le ha preguntado al periodista por qué no ha corregido el twitter post en el que habla de este falso reporte y su respuesta fue que él todavía está aprendiendo a utilizar esta red social. No nos comemos el cuento del aprendiz de Twitter, esta persona ha utilizado esta red más de 20,000 veces, lo suficiente para saber cómo hacer click en el botón de DELETE.

Mortensen conocía las consecuencias de asistir a una entrevista con WEEI. Como profesional la actitud de Mortensen deja mucho que desear. Si esta persona no hubiese usado esta plataforma (Twitter) para informarles a sus más de 1.8 millones de seguidores el incidente, esta estupidez de #Deflategate no sería noticia. No se trata de defender a Tom Brady y Los Patriotas pero todavía no hay nada inconcreto que concluya que Brady es culpable. ¡Las pelotas de Chris Mortensen se han desinflado! ¡Continuemos el juego! Las temporada está a solo semanas… #FreeBrady

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *