Uno de los mayores golpes del mercado futbolístico este verano se verá no sólo sobre el césped, sino también en las tiendas de material deportivo. Después de 13 años vistiendo camisetas Nike, el Manchester United ha firmado un contrato con Adidas que le reportará al menos 940 millones de euros durante las próximas 10 temporadas, todo un récord en el sector. La firma alemana ha respetado los colores tradicionales del gigante inglés, presentando una equipación mayoritariamente roja con toques de blanco que vestirán Rooney, Juan Mata, Ander Herrera y compañía.

El fabricante bávaro ha tenido una idea llamativa y original: no sólo comercializará réplicas idénticas a la equipación principal, sino que ha desarrollado también una versión específica para mujeres. El matiz es que no se trata de una copia ajustando el tallaje, sino que incluye alguna novedad específica. La más evidente es el cuello: llega mucho más abajo que la original para hombres, hasta el punto de que se puede decir que tiene escote. El corte también es más ceñido y ajustado, marcando más la silueta del cuerpo.

Las quejas de algunas aficionadas en las redes sociales no se han hecho esperar. Algunas de ellas consideran que el modelo es sexista y discriminatorio, porque obliga a las mujeres a enseñar parte de su pecho. Una aficionada opina que es cierto que habría que crear una vestimenta para mujeres, porque la de hombres queda demasiado holgada y “parece que es la camiseta quien la lleva a ella”, pero que la solución más adecuada habría sido simplemente adaptarla a las proporciones del cuerpo de las mujeres, sin hacer mayores cambios, tal como hacía Nike.

Sin embargo, hay otras seguidoras del United que aplauden la iniciativa. Creen que el diseño, aparte de bonito y atractivo, es más cómodo y se adapta mejor al pecho femenino, sobre todo en el caso de mujeres de talla más grande. Además, alegan que ninguna chica está obligada a adquirir la versión nueva, sino que ahora existe la posibilidad de elegir. Al público masculino, en general, también le ha gustado la innovación, aunque quizás por motivos diferentes.

En principio no está previsto que el club y la empresa retiren de los negocios esta polémica prenda. Ni Adidas ni el equipo de Manchester han hecho declaración oficial alguna. En todo caso, una cosa está clara: nunca se verá en un partido oficial, ya que los Diablos Rojos no tienen equipo femenino.

www.diariorepublica.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *