Una bala perdida mató a una dominicana identificada como Grisel Sánchez de 31 años de edad el martes 28 de julio, cuando iba caminando de su casa a una bodega a comprar cigarrillos, en Dorchester, dijo la policía.

La mujer, madre de tres hijos, cayó asesinada a las 10:30 de la noche del martes de esta semana y la policía respondió a una llamada al 911, encontrándola muerta en la escena. Sánchez, caminaba por un área oscura por las noches, cuando fue impactada.

Sánchez tenía tres hijos, dos varones de 11 y 14 años, y una joven de 13 años.

Fue declarada muerta en la escena por los paramédicos. La policía dijo que investiga activamente para dar con el paradero del tirador y busca la ayuda de los comunitarios. Varias balas, perforaron el techo y dos cuadros de la casa de una residente en la zona, calificada como una de las más violentas de Boston.

Beatrice Cole, una vecina del área, dijo que estaba en su apartamento ubicado en la calle Seaver la noche del martes, cuando oyó los disparos frente a su casa, miró hacia fuera, y vio a un grupo de hombres que habían estado sentados en el porche de una casa adyacente. Después, en su sala de estar descubrió pedazos de vidrio roto en el suelo. Al encender las luces, descubrió el camino que habían tomado dos balas, que traspasaron la pared exterior de su casa. Una de ellas rebotó en un ventilador de techo y luego se estrelló contra una foto enmarcada en la pared, rompiendo el vidrio. La segunda bala entró por la pared y viajó a través de la silla que utiliza de forma rutinaria en la sala de estar, según dijo.

Cole agregó que después de que escuchó los disparos y descubrió los agujeros de bala en su sala de estar, miró hacia el parque. Allí vio el cuerpo inmóvil de una pequeña mujer tendida en el suelo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *