Serena Williams demostró que no tiene un cuerpo varonil, con un vestido ceñido al cuerpo que solo resaltó su gran figura en la Cena de Campeones en Wimbledon.

La tenista llevaba un vestido largo, color rosa, con el que dejó ver todas las curvas de su cuerpo.

Tras una increíble actuación el sábado por la tarde, Serena Williams se convirtió en la tenista número uno del mundo.



www.diariorepublica.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *