Lágrimas de alegría cubrieron los rostros felices de los trabajadores que asisten a personas mayores y discapacitados, quienes se reunieron en la sede del sindicato de Dorchester el jueves por la tarde para celebrar un aumento del sueldo mínimo de $15 dólares por hora en todo Massachusetts.

Según un acuerdo negociado entre los 35.000 trabajadores de asistencia domiciliara del 1199SEIU United Healthcare Workers East y la administración del gobernador Charlie Baker, los Asistentes del cuidado personal (PCAs, por sus iniciales en inglés) de Massachusetts están a punto de convertirse en los primeros de la nación en lograr un salario inicial de $15 por hora.

Al alcanzar este acuerdo, los trabajadores cancelaron el piquete de quince horas que habían planeado comenzar en la Casa de Gobierno de Massachusetts en la mañana del jueves 30 de junio. En su lugar, los trabajadores planearon una celebración por este acontecimiento en la Casa de Gobierno por la tarde del mismo día.

«Esta victoria, el ganar $15 por hora, significa que ya no somos invisibles», dijo Kindalay Cummings-Akers, PCA de Springfield, MA. Cummings-Akers cuida a un anciano local y se convirtió en una activista sindical al comienzo de la campaña. Además, ella era miembro del equipo de negociación del PCA a nivel estatal que llegó al acuerdo con la administración de Baker. «Este es un gran paso no sólo para los trabajadores de asistencia domiciliaria, sino para garantizar la seguridad, dignidad e independencia de las personas mayores y personas con discapacidades», añadió.

«Los trabajadores de asistencia domiciliaria de Massachusetts están ayudando a dirigir la Lucha por $15; y estamos ganando», dijo Veronica Turner, Vicepresidenta ejecutiva 1199SEIU. «Aplaudimos al gobernador Baker por ayudarnos a forjar este camino hacia la dignidad y a las decenas de miles de ancianos y personas discapacitadas de Massachusetts que confían en la calidad del servicio para permanecer en la comunidad o en la fuerza laboral. Como la población de ancianos crece, la demanda del servicio está en aumento. Mediante la ayuda para garantizar un salario digno para estos trabajadores vitales, el gobernador Baker está tomando un paso fundamental con nosotros para reducir la rotación del personal y asegurar que las familias de Massachusetts pueden acceder a un servicio de cuidado de calidad que necesitan para sus seres queridos».

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *