Dzhokhar Tsarnaev se disculpó hoy por las muertes y el dolor causado con el ataque que él y su hermano perpetraron en 2013 en el Maratón de Boston, en una audiencia en la que el juez le comunicó en forma oficial su condena a la pena capital.

En un discurso de cinco minutos, Tsarnaev expresó por primera vez remordimientos de sus actos, que causaron la muerte de tres personas y heridas a 260 durante uno de los eventos deportivos más concurridos en Estados Unidos.

“Lo siento por las vidas que he tomado, por el sufrimiento que les he causado, por el daño que hecho, daño irreparable”, dijo Tsarnaev, con la barba crecida y el cabello alborotado, durante una intervención en que realizó varias pausas para, aparentemente, retomar la compostura.

El joven, de 21 años y de origen checheno, agregó: “Rezo a Alá para que conceda su compasión a aquellos afectados en los bombazos y a sus familias. Rezo por su alivio”.

Destacó además que “por si aún quedara alguna duda”, él y su hermano, Tamerlan, muerto días después del ataque en un enfrentamiento con las autoridades, habían sido los autores únicos de las masacre. Por ellos y para su familia, añadió: “pido a Alá que tenga compasión”.

En la audiencia, el juez George O’Toole comunicó a Tsarnaev de manera formal la decisión que un gran jurado federal había tomado el pasado 15 de mayo de sentenciarlo a la pena de muerte mediante una inyección letal.

“Cada que tu nombre sea mencionado, lo que recordaremos es el mal que hiciste. Lo que será recordado es que asesinaste y mutilaste a personas inocentes”, declaró O’Toole al comunicar la sentencia.

La sentencia fue dictada bajo el argumento de la fiscalía de que Tsarnaev tenía la intención de castigar a Estados Unidos como venganza por las actividades militares de este país en el Medio Oriente.

La condena lo consideró asimismo culpable de la muerte de un guardia de seguridad, abatido durante el intento de escape de los hermanos.

En la audiencia de este miércoles, familiares de las víctimas y sobrevivientes tomaron también la palabra. Krystle Campbell, madre de una de las tres personas muertas en la línea final del maratón, expresó: “sé que la vida es difícil, pero las decisiones que tomaste fueron despreciables”.

La sentencia de muerte a Tsarnaev fue la primera dictada a una persona considerada culpable de un acto terrorista desde los atentados de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Debido a los recursos de apelación a su disposición, la ejecución podría demorar varios años en ser implementada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *