Te ofrecemos tres trucos caseros para abonar tus plantas sin que tengas que gastar mucho dinero:

1) Huevo

Muele las cascaras de los huevos y mézclalas con la tierra. El agua donde cociste los huevos también puedes usarla para regar las plantas, ya que tiene gran cantidad de minerales. Sin embargo, es importante que el agua no tenga sal, ya que el sodio daña las plantas.

2) Agua de las verduras

Cuece varias verduras en una olla con agua, déjalas reposar por un par de horas y retíralas de la olla. Cuando el agua esté fría, riega las plantas con ella, ya que tienen un alto contenido de minerales y vitaminas. Recuerda: que no haya sal en el agua.

3) Cafeína

Si te sobra té o café, puedes añadir a la tierra de tus plantas, pues es muy bueno como abono también.

Hay que remover la tierra periódicamente y mantenerla húmeda, pero nunca excesivamente mojada.

Si deseas, puedes usar productos biodegradables como abono y añadirlos a la tierra, ya que estos se disuelven naturalmente.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *