Dzhokhar Tsarnaev fue hallado culpable este miércoles de matar a tres personas y herir a 264 en un ataque con bombas en el maratón de Boston del 2013 y por asesinar a un oficial de policía cuatro días después.

Tsarnaev, de 21 años, fue hallado culpable de los 30 cargos criminales que pesaban en su contra, de los cuales 17 conllevan la pena de muerte. El mismo jurado debe decidir ahora si lo sentencia a muerte o a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, informó Reuters.

El acusado miraba para abajo en silencio, por momentos inquieto, mientras se leía el largo veredicto.

La sala de audiencias estaba repleta de sobrevivientes del ataque, los padres del niño de 8 años Martin Richard, la víctima fatal más joven, y funcionarios de seguridad, incluyendo al excomisionado de la policía de Boston Ed Davis.

Los jurados pasaron más de 11 horas evaluando la culpabilidad de Tsarnaev en dos días de deliberaciones, luego de 16 jornadas de testimonios.

Los abogados defensores comenzaron el juicio admitiendo que Tsarnaev cometió el ataque del 15 de abril del 2013, pero dijeron que lo hizo bajo las órdenes de su hermano mayor, Tamerlan, de 26 años, quien murió luego de un tiroteo con la policía en Watertown en Massachusetts.

Los fiscales expusieron evidencia de que el acusado, un checheno que había emigrado de Rusia una década antes del ataque, había leído y escuchado material yihadista, y escrito una nota en el barco donde fue encontrado escondido, sugiriendo que el atentado fue un acto de venganza por las campañas militares de Washington en países de mayoría musulmana.

Las explosiones mataron a la gerente de un restaurante Krystle Campbell de 29 años; a la estudiante de intercambio china Lingzi Lu de 23 y a Richard. Tsarnaev también fue hallado culpable de asesinar al policía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por su sigla en inglés) Sean Collier, de 26 años.

Los fiscales federales mostraron escritos yihadistas, que incluían una copia de la revista Inspire de Al Qaida con un artículo sobre la fabricación de bombas hallada en las computadoras de Tsarnaev, describiéndola como evidencia de que era un extremista que quería «castigar a Estados Unidos».

El juicio, que comenzó a principios de marzo después de un proceso de selección del jurado de dos meses, sacó a la luz algunos de los peores recuerdos del ataque en Boston.

Las dos bombas, fabricadas con ollas a presión y clavos, explotaron en medio de una multitud de espectadores en la línea de llegada de la carrera, lo que generó un ajetreo por salvar a las cientos de personas heridas, muchas de las cuales perdieron las piernas.

Días después del atentado, los hermanos, ya identificados, dispararon y mataron a Collier en un infructuoso intento de quitarle el arma y luego robaron un automóvil, con su conductor dentro, antes de que la policía los hallara en el suburbio de Watertown.

Los hermanos se enfrentaron a balazos con la policía y también arrojaron otra bomba de menor tamaño y objetos explosivos. Cuando se les terminaron las balas, Tamarlev se abalanzó contra los oficiales que intentaban apresarlos pero Dzhokhar embistió al grupo con el automóvil robado en un intento de fuga y mató a su hermano.

Luego se escondió en un bote instalado en el patio de una residencia hasta que la policía lo halló horas después.

www.diariorepublica.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *